Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Escocia vota 'no' a la independencia

El rechazo a la independencia se ha impuesto en el referéndum en Escocia con un 55,3 por ciento de los votos, frente al 44,7 por ciento obtenido por los partidarios de la secesión, con el 100 por cien de los votos escrutados. El primer ministro, David Cameron, ha dicho "que el pueblo de Escocia ha hablado y ha mantenido nuestro país de cuatro naciones unido y yo, como millones de personas, estoy encantado". Alex Salmond, ha apelado a reconocer los resultados y ha recordado las promesas de Londres.

El 'no' ha sacado 10,6 puntos porcentuales de ventaja al 'sí', con un total de 2.001.926 votos frente a 1.617.989. La participación se ha situado en el 84,6 por ciento de los votantes que se han registrado para ejercer su derecho al sufragio.
Con el 100 por ciento de los sufragios de las 32 circunscripciones escrutados, el 'no' a la independencia ha ganado la consulta con una diferencia de 383.937 votos, según los datos facilitados por el organismo electoral escocés.
Edimburgo, la segunda ciudad más poblada después de Glasgow, ha sido uno de los principales feudos de los unionistas, al respaldar con un 61,1 por ciento el 'no' a la independencia con una participación del 84,4 por ciento, según la cadena británica BBC.
En cambio, la población de Glasgow se ha decantado por la secesión de Reino Unido, al optar por el 'sí' el 53 por ciento de sus votantes y un 75 por ciento de participación.
Con estos resultados y según lo previsto darán comienzo las negociaciones para otorgar de una mayor capacidad de decisión al Gobierno escocés, liderado por el ministro principal, Alex Salmond.
El primer ministro británico David Cameron no ha tardado en felicitar en Twitter a los ganadores del 'no' y al líder de 'Mejor Juntos, Alistair Darling.

Ya en rueda de prensa a las puertas de Downing Street, el primer ministro, ha señalado que el resultado del referéndum es "claro" y que ha llegado el momento de estar "unidos" y "avanzar".
"El pueblo de Escocia ha hablado y el resultado está claro. Han mantenido nuestro país de cuatro naciones unido y yo, como millones de personas, estoy encantado", ha asegurado el jefe del Gobierno británico.
Por su parte, el líder del sí, el ministro principal de Escocia, Alex Salmond, ha apelado a "todos los escoceses a que acepten la decisión de la gente de Escocia", que rechazó la independencia que el Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés) había defendido en el referéndum y aprovechó para recordar al arco político británico las "promesas" de autogobierno y financiación anunciadas durante la campaña.