Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enfrentamientos en Jerusalén Este al comienzo del "Día de la ira" contra el maltrato a presos palestinos

Fuerzas de seguridad israelíes han desalojado por la fuerza este viernes una sentada palestina en la localidad de Al Issawiya (Jerusalén Este) donde decenas de personas protestaban en apoyo a los más de 1.500 presos que llevan once días en huelga de hambre para denunciar el maltrato que padecen en cárceles israelíes.
Las fuerzas israelíes irrumpieron en la sentada al poco de comenzar y confiscaron las tiendas de campaña, según ha explicado un miembro de un comité local palestino, Muhamad Abú al Humus, a la agencia de noticias palestina Maan.
Nada más concluir el desalojo comenzaron varios enfrentamientos en diversos puntos de la localidad, así como en el cercano campo de refugiados de Shufat, que ha celebrado una "marcha de solidaridad" con los presos.
Según Thaer Fasfus, portavoz en el campamento del partido del Gobierno palestino, Al Fatá, varios jóvenes lanzaron cócteles molotov contra las fuerzas israelíes apostadas en el puesto de control frente a las instalaciones.
Todavía no existe una cifra oficial de víctimas pero medios israelíes informan de que un niño palestino ha resultado herido durante los enfrentamientos, donde las fuerzas de seguridad israelíes han respondido con gases lacrimógenos y balas de goma a las bombas explosivas de los palestinos.
El niño ha sido trasladado al hospital de Shaare Tzdek para recibir tratamiento y se ha abierto una investigación, de acuerdo con la información de la agencia palestina.
Los enfrentamientos tienen lugar al inicio del "Día de la Ira" declarado por Al Fatá la semana pasada en señal de repulsa por los abusos a presos palestinos, cuya huelga está encabezada por un líder histórico de la formación como es Marwan Barghouti, que lleva incomunicado una semana.