Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comienzan en Egipto las votaciones de las elecciones parlamentarias

Una egipcia votando en la embajada de AmmanFoto:Reuters

Los colegios electorales de Egipto han abierto ya sus puertas para celebrar unos comicios parlamentarios que suponen la última etapa de la 'hoja de ruta' anunciada por las autoridades tras el golpe de Estado que derrocó en julio de 2013 al entonces presidente, Mohamed Mursi.

Estaba previsto que las parlamentarias se celebraran antes que las presidenciales, si bien las autoridades de transición anunciaron en 2014 que cambiaban el orden de los comicios, un paso considerado como necesario para consolidar el poder del jefe de la junta y a la postre presidente, Abdelfatá al Sisi.
El presidente se impuso en dichos comicios a su único rival, Hamdin Sabahi, con más del 90% de los votos y después de una polémica decisión de prolongar un día la votación debido a la escasa participación.
Las elecciones parlamentarias estarán marcadas por la ausencia de la organización islamista Hermanos Musulmanes, declarada como "grupo terrorista" por las autoridades surgidas del golpe de Estado y objeto de una campaña de arrestos desde entonces.
El clima político en el país, marcado por la represión contra Hermanos Musulmanes y los grupos revolucionarios que encabezaron las protestas que provocaron la caída del Gobierno de Hosni Mubarak en 2011, ha hecho temer un regreso al antiguo régimen.
La campaña se ha saldado por el momento con miles de encarcelados y condenados -cientos de ellos a muerte- por diversos cargos en juicios que han sido denunciados por las ONG internacionales por su falta de transparencia.
Asimismo, la situación está marcada por la campaña de atentados perpetrados en varios puntos del país, especialmente en la península del Sinaí, ataques reclamados en su gran mayoría por Provincia del Sinaí, rama en el país del grupo yihadista Estado Islámico.
Al Sisi ha hecho uso de la lucha antiterrorista para dotar de una pátina de legitimidad a su Gobierno, aprovechando el temor en la comunidad internacional al avance de los grupos extremistas para recortar derechos y libertades en nombre de la seguridad.
 
La cámara de los representantes
La Constitución contempla que la Cámara de Representantes tiene autoridad para aprobar legislación y las políticas generales del Estado, así como planes de desarrollo político y social, además de los Presupuestos. Asimismo, supervisa las acciones del Ejecutivo.
El Parlamento estará compuesto por 568 escaños, si bien el presidente tiene autoridad para designar a miembros adicionales, hasta un máximo del cinco por ciento del número de representantes electos en los comicios.
Sin embargo, los críticos aseguran que la Cámara de Representantes será relegada a un organismo encargado de aprobar las órdenes de Al Sisi, así como enmiendas constitucionales destinadas a dar al presidente un mayor control sobre el Parlamento.
De hecho, la ausencia de Hermanos Musulmanes, el partido con más respaldo en el país y vencedor de las elecciones parlamentarias y presidenciales celebradas tras la caída de Mubarak, impactará en la competitividad del proceso.
Asimismo, el bajo perfil de los movimientos revolucionarios, afectados por las detenciones y las divisiones sobre el golpe de Al Sisi -algunos respaldan el fin a la deriva islamista y otros critican que el Ejército secuestrara el segundo movimiento popular- simplifica el mapa político.
 
Elecciones en dos etapas
Las elecciones se celebrarán en dos etapas, en función de una división territorial. La primera de ellas tendrá lugar los días 17 y 18 de octubre para los expatriados y los días 18 y 19 para los residentes en el país.
Esta primera etapa -que tendrá una segunda vuelta, en caso de ser necesaria, los días 26 y 27 y 27 y 28, respectivamente- abarca las provincias de Giza, Fayum, Beni Suef, Minia, Assiut, Nuevo Valle, Sohag, Qena, Luxor, Asuán, Mar Rojo, Alejandría, Beheira y Matruh.
Posteriormente, la segunda etapa se celebrará los días 21 y 22 de noviembre para los expatriados y los días 22 y 23 para los residentes -con la segunda vuelta los días 30 y 1 de diciembre y 1 y 2, respectivamente-.
En este caso, los comicios se celebrarán en El Cairo, Qalubiya, Dakahlia, Monufiya, Gharbiya, Kafr el Sheij, Sharkia, Damieta, Port Said, Ismailia, Suez, Sinaí Norte y Sinaí Sur.
El Alto Comité Electoral (ACE) ha detallado que cerca de 25 millones de votantes se han registrado para participar en la primera fase de las elecciones, que arrancará este sábado para los expatriados y el domingo para los residentes en el país.
Está previsto que el ACE establezca un total de 27.343 colegios electorales, que abrirán sus puertas de 9.00 a 21.00 horas (hora local), con un parón de una hora a partir de las 14.30 horas.
 
Candidatos Independenientes y Listas
El sistema electoral está compuesto de dos procesos, uno de elección de candidatos individuales y otro de elección de listas presentadas por partidos políticos. De los 568 escaños, 448 corresponderán a candidatos individuales.
Estos candidatos competirán en distritos individuales y de varios miembros. El país se dividirá en 205 distritos que tendrán, uno, dos, tres o cuatro escaños, y los votantes tienen tantos votos como escaños en su distrito.
Un candidato debe obtener una mayoría absoluta para ser electo. Si ninguno lo logra, se celebra una segunda vuelta con los candidatos más votados. En los distritos con un escaño en liza, accederán a la segunda ronda dos candidatos. En el resto, el doble de candidatos que no hayan sido resueltos en la primera vuelta.
Los otros 120 escaños serán elegidos a través de listas en cuatro distritos en los que se dividirá el país, dos con 15 escaños cada uno y otros dos con 45 escaños cada uno. Todos los escaños de cada distrito son otorgados a la lista más votada, siempre y cuando logre mayoría absoluta. De no hacerlo, se recurre a una segunda vuelta.
 
Escasa oposición a Al Sisi
En total, siete coaliciones participarán en la primera etapa de las elecciones, que se celebrarán en las circunscripciones de Delta del Nilo Occidental -Alejandría, Beheira y Matruh, con 15 escaños- y Alto Egipto Norte, Centro y Sur --Giza, Fayum, Beni Suef, Minya, Assiut, Nuevo Valle, Sohag, Qena, Luxor, Asuán y Mar Rojo, con 45 escaños--.
Las coaliciones Llamada por Egipto, Por el Amor de Egipto y Bloque Independiente por el Redespertar Nacional, competirán en Alto Egipto y han mostrado hasta el momento una postura cercana a la del presidente.
Llamada por Egipto está integrada por 17 partidos y movimientos revolucionarios, si bien ha adelantado que se unirá a otras fuerzas para evitar la entrada al Parlamento de los partidos islamistas, entre los que destaca el salafista Al Nur, que concurre en Delta del Nilo Occidental.
El partido salafista se unió al Al Sisi y otras fuerzas para derrocar a Mursi, denunciando a Hermanos Musulmanes por intentar monopolizar el poder. El resto de partidos que se disputan la circunscripción apoyan igualmente a Al Sisi.
 
Existencia de cuotas
La legislación contempla la existencia de cuotas en el sistema de listas. En distritos con 15 escaños deberá haber tres cristianos, dos trabajadores o agricultores, dos jóvenes, una persona con discapacidad y un egipcio residiendo en el extranjero. En los distritos con 45 escaños, el triple de las cifras anteriores.
Asimismo, los distritos con 15 y 45 escaños deberán incluir al menos siete y 21 mujeres, respectivamente, independientemente de que representen o no a grupos minoritarios.
Está previsto que los resultados de la primera fase se anuncien el 20 ó 21 de octubre -y los de la segunda vuelta el 29 ó 30 de ese mismo mes-, mientras que los de la segunda fase saldrán a la luz el 24 ó 25 de noviembre -y en caso de que haya segunda vuelta, el 3 ó el 4 de diciembre-.