Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los enfrentamientos entre manifestantes y la policía en El Cairo dejan un muerto

Detenidos 267 manifestantes en los últimos disturbios en El CairoReuters

Miles de Detractores del presidente egipcio, Mohamed Mursi, se han enfrentado con la Policía este martes para protestar contra el decreto presidencial que refuerza los poderes del mandatario. En los enfrentamientos ha muerto un hombre tras inhalar los gases lacrimógenos lanzados por la policía.

La Policía ha lanzado gases lacrimógenos contra los jóvenes que les lanzaban piedras en las calles aledañas a la plaza Tahrir.
Un manifestante de 52 años ha muerto tras inhalar los gases, lo que le convierte en la segunda víctima mortal desde que Mursi anunció la semana pasada el nuevo decreto, que impide que sus decisiones sean contestadas en los tribunales.
La protesta de hoy, convocada por partidos de izquierda, liberales y otros grupos, marca un paso más en la peor crisis a la que se enfrenta el político de los Hermanos Musulmanes desde que fue elegido el pasado mes de junio y expone una brecha entre los islamistas, ahora en el poder, y sus rivales.
 Algunos manifestantes han acampado desde el viernes en la plaza y se han producido hechos violentos en todo el país, incluida una localidad al norte de El Cairo en la que un joven de los Hermanos Musulmanes murió en enfrentamientos el domingo. Además, cientos de personas han resultado heridas.
"El pueblo quiere derribar al régimen", han coreado los manifestantes, haciéndose eco de los eslóganes empleados contra el régimen de Hosni Mubarak. "No queremos una dictadura de nuevo. El régimen de Mubarak fue una dictadura, tuvimos una revolución para tener justicia y libertad", subraya Ahmed Husseini, un manifestante de 32 años.
"Hemos venido aquí a rechazar la dictadura y la tiranía", afirma por su parte Noha Abol Fotouh, de 50 años. "El decreto debe cancelarse y la Asamblea Constituyente debería reformarse, todos los intelectuales la han abandonado y ahora está controlada por los islamistas", lamenta.
El diario 'Al Ahram' ha denunciado que pese al "gran número" de personas que hay en Tahrir y sus alrededores, la web en inglés de los Hermanos Musulmanes, 'Ikhanweb', afirma que las protestas contra el decreto de Mursi carecen de apoyo.
"Apoyamos las protestas pacíficas y una oposición fuerte; la baja participación de manifestantes hoy indica la falta de apoyo entre los egipcios, al contrario que el 25 de enero" de 2011, ha señalado 'Ikhanweb' a través de su cuenta en Twitter, en referencia al día en que comenzaron las protestas contra Mubarak.