Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere un estudiante en unos enfrentamientos contra la Policía en El Cairo

Muere un estudiante en unos enfrentamientos contra la Policía en El CairoInformativos Telecinco

Shaimaa Munir era un estudiante que ha fallecido cuando los seguidores de los Hermanos Musulmanes luchaban contra la Policía en el campus de la Universidad Al Azhar de El Cairo, así lo han confirmado medios estatales.

Según varias fuentes recogidas por Reuters, Shaimaa Munir era estudiante activista, seguidor de los Hermanos Musulmanes.
La violencia en el campus se produce tras una jornada de enfrentamientos a lo largo del país que han causado, de momento, cinco muertos.
El diario estatal Al Ahram ha dicho que los enfrentamientos comenzaron cuando las fuerzas de seguridad dispararon gas lacrimógeno para dispersar a los estudiantes favorables a los Hermanos, que habían evitado que sus compañeros entrasen en los edificios de la universidad para realizar exámenes.
Dos edificios universitarios prendieron fuego durante las protestas. Las imágenes de la televisión estatal mostraban humo negro saliendo del edificio de la facultad de comercio y dijo que los "estudiantes terroristas" habían prendido fuego a la facultad de agricultura.
Los manifestantes lanzaron piedras a los policías y prendieron fuego a ruedas para contrarrestar el lanzamiento del gas. Al-Ahram citó a un responsable del Ministerio de Sanidad diciendo que un estudiante había muerto y que había otros cuatro heridos.
Los seguidores de los Hermanos salieron a las calles después de que el Gobierno designase al grupo islamista como una organización terrorista - un movimiento que aumenta los castigos para los disidentes contra el Gobierno creado después de que los militares derrocasen a Mursi en julio tras unas protestas masivas contra su mandato.
La mayor represión contra el movimiento elegido tras el derrocamiento del anterior líder, Hosni Mubarak, en 2011, ha aumentado la tensión en un país que sufre el peor conflicto interno de su historia moderna desde la caída de Mursi.