Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército de Nigeria considera que el líder de Boko Haram es un "enfermo mental"

El líder del grupo terrorista nigeriano Boko Haram, Abubakar Shekau, ha publicado este lunes un vídeo en el que demuestra no haber muerto y defiende seguir al frente de la milicia islamista, una actitud que, según el portavoz del Ejército de Nigeria, Sani Usman, supone una muestra de la "enfermedad mental" del yihadista.
Shekau ha hecho su aparición flanqueado por dos hombres armados y ha explicado en inglés, árabe, hausa y kanuri varias de las actividades realizadas por el grupo, según ha publicado el diario nigeriano 'Vanguard'.
En agosto, Boko Haram anunció que Shekau había sido destituido como líder y que en su lugar habían colocado a Abu Musab al Barnawi, hijo del fundador de la milicia, Muhamed Yusuf, algo que Shekau ha negado en reiteradas ocasiones.
Las actividades de la facción de Shekau han supuesto la muerte de 20.000 personas y han provocado el desplazamiento de al menos un millón de niños, según la ONU, que ha alertado de que la violencia de Boko Haram se ha saldado con la vida de unos 600 profesores.
En el vídeo, de unos 39 minutos de duración, Shekau insta al Gobierno federal a intercambiar prisioneros con el grupo terrorista. El Gobierno, por su parte, ha mostrado en varias ocasiones su intención de negociar con los milicianos siempre y cuando las conversaciones tengan lugar entre los verdaderos líderes del grupo y las autoridades del país.
"El vídeo muestra sin lugar a dudas que Shekau está enfermo mentalmente y que es inestable. La destitución supone un signo fundamental de que el final para él se acerca", ha señalado Usman. Según fuentes oficiales, el intercambio de prisioneros previsto para julio fracasó porque los milicianos realizaron más demandas de las establecidas una vez las partes habían llegado a un acuerdo.
La semana pasada, el presidente del país, Muhamadu Buhari, instó a la ONU a mediar en las conversaciones para la liberación de las 200 niñas que fueron secuestradas en abril de 2014 en un colegio de Chibok, en el norte del país.