Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército de Nigeria asegura haber repelido un ataque de Boko Haram en Maiduguri

El Ejército de Nigeria ha asegurado este miércoles haber repelido un ataque de la secta islamista Boko Haram en la localidad de Maiduguri, capital del estado de Borno (noreste), recalcando que la situación "está bajo control".
El portavoz del Ejército en Maiduguri, Kingsley Samuel, ha pedido a la población "que no entre en pánico y permanezca en calma", mientras que el portavoz de la Policía, Victor Isuku, ha reclamado a los ciudadanos "que permanezcan en sus casas".
Isuku ha resaltado que "la Policía y el Ejército han movilizado refuerzos suficientes al lugar", según ha recogido el diario local 'Vanguard'.
Un grupo de milicianos han logrado irrumpir en la ciudad abriendo fuego, tras lo que tres terroristas se han inmolado en el área de Usmanti Muna, sin que por el momento las autoridades hayan dado un balance de víctimas.
El portavoz del Ejército, Sani Usman, ha confirmado "un intento de ataque" por parte de Boko Haram, agregando que "todos los atacantes han sido neutralizados". "La situación está en calma", ha remachado.
El ataque ha tenido lugar un día antes de que el vicepresidente y actual presidente en funciones del país, Yemi Osinbajo, visite Maiduguri, ciudad en la que nació la secta islamista hace 15 años.
El Ejército nigeriano ha logrado numerosos avances en los últimos meses ante el grupo extremista --que juró lealtad en 2015 al grupo yihadista Estado Islámico--, que ha respondido incrementando sus atentados contra civiles y miembros de las fuerzas de seguridad.
Boko Haram surgió en 2002 y siete años más tarde lanzó una ofensiva militar tras la muerte bajo custodia de su hasta entonces líder, Mohamed Yusuf, que ha dejado miles de muertos.