Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El jefe del Ejército de Gambia se pone a disposición de Barrow, el nuevo presidente

El jefe del Ejército gambiano, el general Ousman Badjie, ha manifestado su disposición ha colaborar con el nuevo presidente del país, Adama Barrow, e igualmente ha señalado que aceptaría su destitución si así lo decide el nuevo jefe del Estado.
"Si quiere que trabaje con él, me lo dirá. Si quiere reemplazarme por otro, también estará bien", ha apuntado Badjie en declaraciones a la emisora francesa RFI. "Depende del nuevo presidente, de nuestro nuevo comandante en jefe, y de nuestro nuevo ministro de Defensa", ha argumentado.
Badjie fue uno de los últimos altos cargos del país en dar la espalda al ya presidente Yahya Jamé, quien se negaba a abandonar el poder a pesar de haber sido derrotado en las elecciones de diciembre. El sábado finalmente Jamé partió en avión desde la capital, Banjul, al exilio en Guinea Ecuatorial bajo la amenaza de otras potencias de la zona.
Badjie ha negado sin embargo que las tropas senegalesas entraran en el país para forzar la dimisión de Jamé. "Es mentira. Las tropas senegalesas nunca han entrado en este país. Si hubieran entrado, las recibiríamos con agua, té helado y helados. Lo juro por Dios", ha apostillado.
Además, Badjie ha asegurado que el Ejército se mantiene unido y que ya se han desmantelado los controles instalados en las calles y carreteras, ya que el presidente Barrow ha ordenado que las tropas vuelvan a sus cuarteles con motivo de la toma de posesión formal.
En cuanto a la relación con Jamé, Badjie ha reconocido que le conoce desde hace más de 25 años y ha destacado que su presidencia supone un hito para la historia del país. "No puedo expresar lo que siento o si lo llamaría tristeza. Me he emocionado al verlo marchar", ha apostillado.