Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ejecución inminente de un reo cuya culpabilidad está en duda

Protestas en todo el mundo piden la no ejecución de Troy Davis ante a falta de pruebasAP

El estado americano de Georgia ejecutará este miércoles a Troy Davis

En unas horas, una inyección letal acabará con su vida si nadie ordena lo contrario. Troy Davis será ejecutado este miércoles en el estado americano de Georgia acusado de haber matado a un policía en 1989. Sin embargo, muchos dudan de su culpabilidad, incluido el propio juez que lo condenó. Varios testigos se han retractado y han cambiado de versión y las pruebas del supuesto crimen se desmoronan a unas horas de la ejecución.
Troy Davis será ejecutado este miércoles 21 de septiembre en el estado norteamericano de Georgia.
Sin embargo, en los últimos meses han comenzado a surgir con fuerza dudas sobre su culpabilidad.
"Siete de los nueve testigos que testificaron contra él se han retractado o han cambiado su testimonio", ha alertado Amnistía Internacional.
"Nunca se encontró el arma, no hay pruebas materiales que le vinculen con el crimen y el propio juez del caso reconoce dudas sobre la culpabilidad", ha añadido la organización.
Así, AI asegura que "no sería la primera vez que Estados Unidos ejecuta a una persona inocente". "Más de 130 condenados a muerte han sido puestos en libertad desde 1973 tras demostrarse su inocencia", ha precisado la organización.
Davis fue condenado hace 20 años por la muerte del policía de Savannah Mark MacPhail.
Ante la inminente ejecución, sus abogados han hecho el último pedido de clemencia ante la Junta de Perdones y Libertades Condicionales de Georgia.
Si la Junta accede a la petición de los letrados, el reo pasaría el resto de su vida en la cárcel. De denegarse la solicitud, Davis será ejecutado con una inyección letal a menos que el gobernador Nathan Deal lo indulte.