Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Egipto niega que el ex presidente Hosni Mubarak esté "clínicamente muerto"

La cadena de televisión Al Yazira informó horas antes que el corazón de Mubarak se había parado y que estaba muerto. Ahora lo desmienten.Cuatro

El  Ministerio del Interior y fuentes familiares aseguraron que recibe respiración artificial en un hospital militar de El Cairo

Fuentes familiares y del Ministerio egipcio del Interior han asegurado a la cadena de televisión Al Yazira que Hosni Mubarak ha sido reanimado y está recibiendo respiración artificial en el hospital militar de Maadi -cerca de El Cairo-.
Con esta información negaban la información publicada por muchos medios que horas antes aseguraban que el derrocado presidente egipcio estaba "clínicamente muerto".
Un abogado de la familia ha explicado a la cadena qatarí que Mubarak se encuentra inconsciente y conectado a respiración artificial. El exmandatario fue trasladado en la noche del martes al hospital desde la clínica de la prisión de Tora.
Su esposa Suzanne ha llegado al hospital para estar a su lado.
"Hemos sabido de fuentes familiares que Hosni Mubarak está mejorando", indicó un corresponsal de Al Yazira, Mike Hanna, desde la capital egipcia. "Creemos que sigue en coma", añadió.
"La televisión estatal ha informado oficialmente de que se encuentra en la unidad de cuidados intensivos en el hospital militar de Maadi", agregó.
La propia Al Yazira había informado previamente de que el corazón de Mubarak se había parado y que los intentos por reanimarle habían fracasado. La agencia estatal de noticias, MENA, aseguró en la noche del martes, citando fuentes médicas, que el expresidente, de 84 años, estaba "clínicamente muerto".
Al respecto, un miembro del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, el general Said Abbas, declaró a Reuters que Mubarak había sufrido un infarto, pero precisó que "carece de sentido decir que está clínicamente muerto".
Un portavoz del Ministerio del Interior ha confirmado que el exdictador había sufrido un infarto y que su salud se había agravado repentinamente el martes.
Hierve la Plaza Tahrir
En la plaza Tahrir de El Cairo, símbolo de la resistencia contra Mubarak, los manifestantes se reunieron para celebrar con vítores y fuegos artificiales las noticias sobre la muerte del exdictador.
 Horas antes, fuentes de los servicios de seguridad habían informado de que Mubarak iba a ser trasladado de urgencia en helicóptero a un hospital militar porque había entrado en estado de coma tras sufrir un infarto en la prisión de Tora, donde cumplía cadena perpetua.
La salud de Mubarak se había deteriorado significativamente desde que decidió renunciar al poder el 11 de febrero de 2011 por la presión de las manifestaciones masivas que exigían su dimisión.
Los rumores sobre su fallecimiento se producen dos días después de que los egipcios votaran en la segunda ronda de las elecciones presidenciales para elegir al que va a ser el primer presidente egipcio elegido en unos comicios democráticos.