Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal Constitucional ordena disolver el Parlamento egipcio

Asegura que algunas de las leyes que rigieron las elecciones parlamentarias son anticonstitucionales

Así, ha decidido anular una tercera parte de los escaños de la Asamblea Popular

El Constitucional da luz verde a la candidatura presidencial de Ahmed Shafik

El Tribunal Constitucional egipcio ha fallado que algunas de las leyes que rigieron las elecciones parlamentarias de este año son anticonstitucionales y ha decidido anular una tercera parte de los escaños de la Asamblea Popular, por lo que la Cámara Baja del Parlamento deberá quedar disuelta.
El Constitucional ha anulado un tercio de los escaños, pero su decisión tendrá implicaciones mayores. El presidente del tribunal, Farouk Soltan, ha explicado que la sentencia "incluye la disolución de la Cámara Baja en su totalidad porque la ley que permitió las elecciones fue contraria a las normas de la Constitución".
Soltan ha advertido de que la resolución es vinculante y ha indicado que corresponde al Gobierno convocar nuevas elecciones.
Egipto celebró en varias etapas sus primeros comicios legislativos tras la caída, en febrero del año pasado, del régimen de Hosni Mubarak. La votación arrancó en noviembre y dio como resultado la victoria de la formación política del movimiento islamista Hermanos Musulmanes, el Partido Libertad y Justicia.
Da luz verde a la candidatura de Shafik
El Constitucional también ha dado luz verde a la candidatura presidencial del exmilitar y antiguo primer ministro Ahmed Shafik después de anular la ley que prohibía a los altos cargos del desaparecido régimen de Hosni Mubarak presentarse a elecciones y ocupar cargos públicos.
Cientos de personas se habían manifestado en El Cairo para reclamar la prohibición de la candidatura de Shafik, cuando solo faltan dos días para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que se celebrará los días 16 y 17. Shafik se enfrentará en esta votación al candidato de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Morsi.