Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU solicita a Hong Kong que detenga a Edward Snowden

Edward SnowdenEfe

La Fiscalía estadounidense ha solicitado a las autoridades de Hong Kong que detengan a Edward Snowden, el extrabajador de la CIA que destapó el sistema de vigilancia electrónica empleado por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), tras imputarle los delitos de robo de propiedad del Gobierno y comunicación indebida e intencionada de información de Defensa e Inteligencia a personas no autorizadas.

Bajo la Ley de Espionaje de 1917, el tribunal de distrito de Virginia Este ha acusado a Snowden, en una denuncia con fecha del 14 de junio, de "robo de propiedad del Gobierno, comunicación no autorizada de información de Defensa nacional y comunicación deliberada de información clasificada de comunicaciones de Inteligencia a personas no autorizadas".
Las autoridades estadounidenses han emitido una orden de detención provisional, según ha informado 'The Washington Post', y, según Reuters, pedirán la extradición de Snowden a Hong Kong, a donde el joven de 29 años viajó el mes pasado a Hong Kong tras abandonar su trabajo en la NSA. Allí permanece, según las últimas informaciones, a la espera de obtener asilo político en algún país que le ampare ante un hipotético proceso judicial en Estados Unidos.
Hong Kong tiene un sistema legislativo y un entramado legal propio, pero, en última instancia, responde ante Pekín bajo la prerrogativa 'un país, dos sistemas'. Aunque Estados Unidos mantiene un acuerdo de extradición con Hong Kong y una estrecha cooperación en asuntos de Seguridad, dicho convenio excluye las extradiciones por crímenes de "carácter político", un concepto que incluye la acusación de espionaje.
El jefe del Ejecutivo hongkonés, Leung Chun-ying, afirmó la semana pasada que el gobierno actuará "conforme a las leyes y los procedimientos actuales" para responder a la petición de ayuda de Estados Unidos.
Proceso judicial
No obstante, las autoridades estadounidenses, al interponer una denuncia por la vía pena, gozan del sustento jurídico suficiente para solicitar a Hong Kong que extradite a Snowden. De ahora en adelante, los fiscales disponen de 60 días para formalizar la acusación y pedir la extradición del analista informático para someterlo a juicio en Estados Unidos.
En su defensa, Snowden podría ralentizar el proceso de extradición en los tribunales de Hong Kong, una vez alcance la más alta instancia judicial hongkonés, el Tribunal Supremo. Llegado este punto, el proceso podría dilatarse varios meses, según abogados estadounidenses y de Hong Kong consultados por 'The Washington Post'.
En ese sentido también podría contribuir el Gobierno chino si no considera que la extradición de Snowden concierna a sus intereses. Incluso evitaría ser extraditado a Estados Unidos si solicita asilo político en Hong Kong o en otro país --Islandia parece ser la primera opción-- con jurisdicción distinta antes de que las autoridades hongkonesas actúen.
La orden de detención ha sido interpuesta en la jurisdicción donde está radicado el exempleador de Snowden, Booz Allen Hamilton, en Virginia Este, un distrito con una larga tradición en perseguir asuntos de Seguridad de índole nacional, según 'The Washington Post'.
Los documentos recabados y filtrados por Snowden a los diarios 'The Washington Post' y 'The Guardian' detallan numerosas operaciones secretas de vigilancia ejecutadas por las autoridades estadounidenses y británicas en informes confidenciales, memorias y órdenes judiciales. El propio Snowden, en una entrevista concedida a 'The Guardian, confesó ser el filtrador.  
Caso singular
Estos documentos han corroborado la solicitud de información y datos pertenecientes a decenas de miles de usuarios de todo el mundo a empresas tecnológicas como Google, Apple y Facebook, así como el espionaje encubierto a los miembros de las delegaciones de los países participantes en la cumbre de las 20 principales potencias mundiales celebrada en Londres en 2009.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha emprendido más investigaciones contra filtradores que ninguna otra Administración anterior con seis de un total de nueve acusaciones formales interpuestas bajo el amparo de la Ley de Espionaje.
Snowden, de culminar el proceso con la confirmación de los cargos, se convertirá en la sexta persona en ser perseguida por la Justicia estadounidense durante el mandato de Obama por presunta filtración de información confidencial.