Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ELN presenta sus planteamientos para avanzar en el proceso de paz con el Gobierno colombiano

La delegación de paz de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha publicado desde Quito, en Ecuador, unas condiciones que considera necesarias para poder avanzar hacia un alto el fuego bilateral y definitivo en el marco del proceso de paz abierto con el Gobierno colombiano.
En concreto, citan el combate inmediato del paramilitarismo y garantizar una efectiva protección para los líderes sociales que, según denuncian, están siendo asesinados en todo el país.
El comunicado destaca el trabajo realizado en la cuestión de participación y el desarrollo de las Audiencias Preparatorias, "que está muy avanzado". En cuanto a la submesa humanitaria, "encargada de examinar asuntos como el genocidio en curso contra líderes sociales, las privaciones de la libertad, desminado humanitario focalizado y ahora también asume el estudio de un posible cese bilateral".
"El cese bilateral consiste en la no realización de acciones ofensivas entre las dos partes, lo que se acompañaría con hacer alivios humanitarios, que rebajen intensidad al conflicto y beneficien a la población", señala la guerrilla.
Para ello, exigen al Gobierno el cese de la agresión contra "movimientos populares" y "tendencias políticas que están por los cambios en Colombia". En particular piden "medidas concretas frente a las autoridades y los mandos de la fuerza pública, que están aliados con el paramilitarismo".
Asimismo piden que se cumplan los acuerdos de garantías en Derechos Humanos adquiridos con el movimiento social y el cese de las acciones que provocan "confinamiento, desplazamiento, bloqueo y control de alimentos, medicamentos y bienes necesarios para el trabajo y supervivencia de las comunidades".
También exigen que cese la "judicialización de los líderes sociales y de la protesta social" y el "hacinamiento infrahumano de la población carcelaria".
Por último, el ELN reitera su "voluntad de avanzar hacia un cese al fuego bilateral" y espera del Gobierno un compromiso "serio" para acordar la suspensión de las "afecciones a la población".