Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ELN plantea un alto el fuego temporal de tres meses al Gobierno colombiano

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia ha propuesto al Gobierno de Juan Manuel Santos un alto el fuego bilateral de tres meses para tratar de "generar confianza" y avanzar en las negociaciones de paz que se desarrollan en Ecuador.
El Gobierno y el ELN iniciaron en febrero un diálogo de paz que se ha retomado esta semana con el inicio de la tercera ronda de conversaciones. Las dos partes han acudido a este tercer ciclo con disposición a firmar una tregua para poner en pausa el conflicto iniciado hace décadas.
Uno de los miembros de la delegación guerillera, Bernardo Téllez, ha explicado a la cadena RPTV que la idea es adoptar una tregua "de inicio" para "genera confianza" y adoptar medidas que permitan aliviar la situación "humanitaria" de la población civil afectada por el conflicto.
Se trataría, según ha explicado, de un alto el fuego "temporal" que podría ser "prorrogado" si así lo deciden las dos partes. "La idea es que este cese temporal arranque con un tiempo más o menos de tres meses", ha apuntado en una breve declaración.
El jefe de la delegación gubernamental, Juan Camilo Restrepo, ha aclarado en Twitter que no se ha comenzado a hablar con el ELN "de aspectos técnicos de un eventual cese al fuego, y mucho menos de plazos del mismo". Asimismo, ha reiterado la principal premisa del Ejecutivo: "Si no hay cese de hostilidades contra sociedad civil claro y verificabl por parte del ELN, no habrá cese al fuego".
La tercera ronda del diálogo, en el que Gobierno y guerrilla también prevén avanzar en el punto primero de la agenda --'Participación de la sociedad--, concluirá en principio en la primera semana de septiembre, coincidiendo con la llegada a Colombia del Papa Francisco.
Las partes buscan cerrar un pacto similar al que selló el Gobierno de Juan Manuel Santos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que en junio entregaron definitivamente las armas para poner fin al conflicto interno más antiguo de América Latina. El ELN cuenta actualmente con unos 2.000 integrantes.