Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU expresa su "profunda preocupación" por la petición de pena de cárcel para los colíderes del HDP

El Gobierno de Estados Unidos ha expresado este jueves su "profunda preocupación" por la petición de hasta 142 años de cárcel por parte de la Fiscalía turca contra los copresidentes del prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP).
"Vamos a seguir de cerca este asunto, obviamente", ha dicho el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, quien ha trasladado además la "preocupación" de Washington "por el uso agresivo de investigaciones judiciales para reprimir la libertad de expresión y el discurso político en Turquía".
"Resaltamos una vez más la importancia de la transparencia y el respeto al proceso mientras Turquía investiga las acusaciones sobre la difusión de propaganda terrorista", ha agregado.
La Fiscalía turca pidió el martes 142 años de cárcel para Selahattin Demirtas y 83 años de prisión para Figen Yuksegdag, copresidentes del HDP, por estar presuntamente vinculados con grupos terroristas.
Ambos políticos han sido acusados además de incitación a la violencia, propaganda y apología del terrorismo, según las autoridades del país, que han indicado que el HDP, el tercer partido con mayor número de escaños en el Parlamento, está estrechamente relacionado con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).
El HDP, por su parte, ha negado en reiteradas ocasiones cualquier vínculo con el grupo y ha destacado la necesidad de reanudar las conversaciones de paz entre el Gobierno y el PKK. Durante los últimos meses, miles de políticos kurdos han sido detenidos, entre ellos decenas de alcaldes del sureste del país.
En noviembre, trece parlamentarios del HDP fueron arrestados, y diez de ellos, entre ellos Demirtas y Yuksekdag, siguen bajo custodia a la espera de juicio.
Desde entonces, varios altos cargos de la formación han sido detenidos por las fuerzas de seguridad, entre ellos la vicepresidenta del HDP, Aysel Tugluk.
Los parlamentarios del HDP hacen frente a una investigación bajo la legislación terrorista después de que el Parlamento aprobara poner fin a la inmunidad parlamentaria.
El partido, la tercera fuerza parlamentaria de Turquía, advirtió en mayo de que retirar la inmunidad a los diputados para poder lanzar pesquisas judiciales en su contra sólo traerá "más violencia".
El HDP expresó su temor de que fueran expulsados los 59 diputados que tiene en el Parlamento, 50 de los cuales tienen un expediente abierto por difundir propaganda terrorista.
Este expediente era el primer paso para, una vez retirada la inmunidad, lanzar un proceso judicial. El Gobierno acusa al partido de mantener lazos con el PKK, al que considera un grupo terrorista.