Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU tilda de "muestra de la sed de sangre" del ISIS las ejecuciones masivas

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha tildado de "muestra de la sed de sangre" de los milicianos del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) el anuncio del grupo de la ejecución de 1.700 soldados del Ejército iraquí, si bien ha matizado que aún no ha podido confirmar la veracidad de la reclamación de autoría.

Las imágenes han sido colgadas en una cuenta de Twitter asociada a los islamistas, identificada como @w_salahadden, previamente usada por el ISIS, pero que ya ha sido suspendida.
"Pese a que no podemos confirmar estas informaciones, uno de los principales objetivos del ISIS es infundir miedo en los corazones de todos los iraquíes y fomentar la división sectaria entre la población", ha argumentado la portavoz del Departamento, Jennifer Psaki.
"Condenamos estas tácticas en los términos más firmes y mostramos nuestra solidaridad con el pueblo iraquí ante este acto de violencia horrendo y sin sentido", ha agregado. Así, ha sostenido que "los terroristas que pueden cometer este tipo de actos brutales son un enemigo compartir de Estados Unidos, Irak y la comunidad internacional".
Por ello, ha recalcado la necesidad de que "los líderes de todo el espectro político tomen medidas para unificar el país ante esta amenaza". "Estados Unidos hará su parte para ayudar a Irak a superar la crisis", ha dicho, antes de pedir a la población "que se una contra la violencia y rechace el camino del odio que representa el ISIS".
La ONG Human Rights Watch (HRW) y las autoridades iraquíes están trabajando para confirmar la autenticidad de las imágenes. "No dudo de que sean reales", ha explicado un oficial iraquí bajo el anonimato al diario estadounidense, "pero 1.700 muertos es un número enorme".
"A mí no me terminan de convencer", ha puntualizado la investigadora de HRW Erin Evers, "pero esta clase de anuncios, acompañados de la publicación de fotos tan horribles coinciden con la costumbre que tiene el ISIS de cometer atrocidades para alimentar la lucha sectaria en Irak".
Si se confirma la autenticidad de las imágenes, la matanza anunciada por el ISIS sería la mayor cometida en años en Irak y Siria, superior incluso al ataque con armas químicas perpetrado en Damasco el año pasado, del que se responsabilizó al Gobierno sirio, y que acabó con la vida de unas 1.400 personas.