Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU desdice a uno de sus diplomáticos que afirmó que el Muro de las Lamentaciones no es parte de Israel

La Casa Blanca ha afirmado este lunes que los comentarios de un diplomático estadounidense que afirmó que el Muro de las Lamentaciones no es parte de Israel "no representan" la posición de Washington, en medio de la polémica en el país asiático.
"Los comentarios sobre el Muro de las Lamentaciones fueron no autorizados y no representan la posición de Estados Unidos, y ciertamente no la del presidente (Donald Trump)", han dicho fuentes de la Casa Blanca al diario 'The Times of Israel'.
El incidente diplomático tuvo lugar durante una reunión para preparar la visita de Trump al país, que tendrá lugar el 22 y el 23 de mayo, y durante la cual visitará también Cisjordania.
Durante el encuentro, el diplomático rechazó que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acompañe a Trump en su visita al Muro de las Lamentaciones, afirmando que "es parte de Cisjordania", según la cadena de televisión israelí Channel 2.
Los comentarios del diplomático provocaron airadas protestas de los representantes israelíes. El incidente ha sido confirmado por la oficina de Netanyahu, que ha expresado su "sorpresa" por dichas afirmaciones.
Hasta la fecha, ningún presidente estadounidense ha visitado el Muro de las Lamentaciones, debido a la postura de Washington sobre que el estatus final de Jerusalén ha de ser resuelto aún en las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos.
El Muro de las Lamentaciones es el lugar más sagrado del judaísmo --vestigio del Templo de Jerusalén-- y supone uno de los muros de la Explanada de las Mezquitas, uno de los lugares más sagrados para el Islam.
El muro fue tomado junto al resto de la Ciudad Vieja y Jerusalén Este durante la guerra de 1967 y anexionado a Israel como parte de lo que asegura que es su capital, lo que no ha sido reconocido internacionalmente. Palestina considera Jerusalén Este como su capital.