Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Te asusta esta cara?

Es la pequeña Victoria. La niña, de tres años, se recuperaba en el hospital tras ser atacada por tres pitbulls en la casa de su abuelo en Missisipi. Ha perdido un ojo y las cicatrices no se han borrado pero las secuelas no son solo físicas. Después de un mes ingresada, su abuela la llevó a un restaurante de comida rápida y la echaron. La camarera les pidió que se fuesen porque sus heridas estaban asustando a los clientes. La familia denunció este acto discriminatorio en las redes sociales. ¿Te asusta esta cara? preguntaban a los internautas, que se volcaron a favor de la pequeña. La cadena de restaurantes ha pedido disculpas, ha pagado 22 mil euros para el tratamiento de la niña y va a abrir una investigación al personal del restaurante del que fue expulsada.