Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU y la UE firman un acuerdo de cooperación logística y suministros durante operaciones militares

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, han firmado este martes un acuerdo de cooperación en materia logística y suministros para prestarse apoyo durante sus operaciones militares después de que ambas partes acordaron en su cumbre de 2014 a reforzar su cooperación práctica en la respuesta a crisis.
El denominado acuerdo de adquisición y servicios múltiples (ACSA por sus siglas en inglés) "facilitará el suministro recíproco de apoyo logístico, suministros y servicios reembolsables entre la Unión Europa y Estados Unidos durante despliegues y operaciones militares", según ha informado el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) en un comunicado.
El ACSA supone en todo caso "un enorme hito" en la cooperación militar entre la UE y Estados Unidos en la respuesta a crisis y para promover la seguridad en el mundo, teniendo en cuenta el trabajo de las fuerzas militares de ambas partes en marcha para responder a crisis, especialmente en África.
El acuerdo sin embargo también contribuirá a "reforzar la asociación estratégica entre la UE y la OTAN" en su objetivo de "trabajar juntos para fortalecer la defensa y la seguridad en Europa y proyectar estabilidad en los vecinos y socios".
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, también ha defendido el acuerdo de cooperación suscrito entre Estados Unidos y la UE, varias horas antes de que ambas organizaciones den luz verde a un paquete de 40 medidas para reforzar su propia cooperación en áreas clave como la ciberdefensa, la amenazas híbridas, la seguridad marítima y en la asistencia a las fuerzas locales de países frágiles.
"Lo vemos como un elemento del esfuerzo más amplio para fortalecer el vínculo trasatlántico" y también "la cooperación entre la OTAN y la Unión Europea", ha dicho el exprimer ministro noruego, que ha subrayado que las nuevas amenazas de seguridad hacen "más importante" que el refuerzo de la cooperación.