Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre pide a la policía que detenga a su hijo de 10 años para darle una lección

Una madre pide a la policía que detengan a su hijo de 10 años para darle una leccióncuatro.com

Chiquita Hill, de 33 años y madre de un niño de 10, quiso dar una lección a su hijo por su mal comportamiento. La mujer, residente en Georgia, decidió llamar a la policía y simular la detención del pequeño para que “entienda que sus actos tienen consecuencias”. El niño se llevó un susto de muerte pero su madre asegura que su actitud ha cambiado radicalmente.

Según informa el diario New York Daily News, Chiquita Hill quería dar una lección a su hijo por su mal comportamiento en el colegio. Después de recibir varios informes de la escuela en el que le informaban del comportamiento “grosero, irrespetuoso y fanfarrón” del niño con los profesores decidió darle una lección.
La señora Hill llamó al departamento de policía de Columbus y les explicó su problema, “le pedí que cuando estuvieran fuera de servicio vinieran a casa para hablar con el niño”. El pequeño no creía las amenazas de su madre hasta que un agente de policía llamó a la puerta de su casa. Después de hablar con él y comprobar que se negaba a aceptar su mal comportamiento lo esposaron y lo metieron durante cinco minutos en el asiento trasero del coche patrulla.
“Yo no quería hacerle daño”, dice su madre al citado diario, “sólo quiero que entienda que sus acciones tienen consecuencias”. “No quiero que se convierta en un Freddie Gray”, dice la madre en referencia al joven fallecido en Baltimore.
Ahora la actitud del chico ha cambiado radicalmente, según los informes del colegio. Chiquita admite que hay quien puede criticar lo que ha hecho pero ella afirma que sólo quiere que su hijo sea productivo para la sociedad, “no quiero que acabe en la cárcel”.