Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El caso contra Dostum por presunto secuestro y violación de un opositor llega ante un tribunal de Afganistán

La Fiscalía de Afganistán ha confirmado este miércoles que el caso contra el vicepresidente primero del país, Abdul Rashid Dostum, por presuntamente secuestrar y violar al exgobernador de la provincia afgana de Jauzján Ahmad Eshchi ha sido presentado ante los tribunales.
El portavoz de la Fiscalía, Jamshed Rasuli, ha afirmado que el caso fue presentado ante un tribunal el 22 de julio, resaltando que "como dijo el presidente (Ashraf Ghani), las organizaciones judiciales llevarán a cabo sus actividades sin intereses políticos o éticos para garantizar la justicia".
La oficina de Dostum ha resaltado en un comunicado publicado en su cuenta en la red social Facebook que el caso es contra los guardaespaldas del vicepresidente primero, y no contra él mismo.
Por su parte, Ghani ha confirmado que Dostum ha viajado durante la jornada a Turquía con permiso de la Fiscalía, que no se ha pronunciado al respecto, según ha informado la cadena de televisión local Tolo TV.
"El caso (de Dostum) es un asunto legal y judicial. Es un caso entre dos individuos, y el Gobierno es totalmente neutral al respecto", ha remachado el mandatario del país centroasiático.
Eshchi reclamó en febrero que Dostum fuera suspendido y compareciera ante la Fiscalía para responder por su denuncia. Días antes, siete de los nueve guardaespaldas del vicepresidente primero comparecieron ante las autoridades.
A finales de enero, la Fiscalía General de Afganistán aprobó una orden de arresto para nueve guardaespaldas de Dostum, después de que Eshchi denunciara haber sido secuestrado y violado.
Eshchi sostiene que fue secuestrado en noviembre de 2016 por orden de Dostum y que fue agredido sexualmente con un fusil de asalto tipo Kalashnikov el propio vicepresidente y sus guardaespaldas.
Eshchi, según su versión, fue secuestrado durante un evento deportivo en Jauzján y sus captores le mantuvieron cautivo durante varios días.
El exgobernador mantiene que Dostum ordenó su secuestro porque temía el creciente aumento de su popularidad entre la población de origen uzbeko.
El gabinete del vicepresidente de Afganistán ha señalado que Dostum tiene las mismas garantías que el presidente del país y que, por tanto, es necesaria una mayoría de dos tercios de los parlamentarios para aprobar su destitución.
Por su parte, la Presidencia del país y la Fiscalía General han afirmado que Dostum puede ser procesado y condenado como cualquier otro ciudadano.