Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Donald Trump no rehúye a continuar atacando a los medios que le parodian

Política y humor son desde hace doce días casi inseparables en Estados Unidos. El fin de semana Trump y Romney, dos enemigos irreconciliables, intentaban hacer las paces. De la tensión de ese apretón de manos se ha reído el programa decano del humor en el país, 'Saturday Night Live', con el actor Alec Baldwin imitando a un Donald Trump que tiene que buscar en Google qué es el ISIS... Y donde hay un paño rojo, Trump va para allá: "Vi partes del Saturday Night Live", ha dicho en twitter. "Es un programa sesgado y partidista. Nada gracioso. ¿Nos dais el mismo tiempo a nosotros?", reprochó. De la imitación de su esposa Melania en los 'Premios de la Música' no se ha pronunciado. Algo raro, porque Trump parece no asumir que ya es presidente electo; y regaña a los actores de Broadway que expresaron su temor por el futuro ante el vicepresidente Pence, o repite, todavía, su eslogan de campaña. Incluso ha convertido la elección del Gobierno en una especie de casting de uno de sus realities. En este contexto, como hemos dicho, realidad y parodia... parecen imposibles de distinguir.