Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump ataca Siria para "poner fin a la carnicería y al derramamiento de sangre"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha confirmado que dio la orden para atacar una base militar en el oeste de Siria, afirmando que la decisión va en línea "con el interés nacional", al tiempo que ha pedido a las "naciones civilizadas" que se unan a Washington "para intentar poner fin a la carnicería y el derramamiento de sangre en Siria".

"He ordenado un bombardeo contra la base aérea siria desde donde se llevó a cabo el ataque químico", ha dicho en una rueda de prensa, en relación al bombardeo del 4 de abril en la localidad de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib (norte), que dejó cerca de un centenar de muertos.
Donald Trump ha indicado que lo ha hecho "en defensa del interés nacional y para evitar la difusión de armas químicas mortales", recalcando que "no puede haber dudas de que Siria usó armas químicas prohibidas".
Fuentes militares citadas por la cadena de televisión estadounidense NBC señalaron poco antes que buques de guerra situados en el mar Mediterráneo habían lanzado al menos 60 misiles Tomahawk contra la base de Ash Shairat, situada en la provincia de Homs (oeste).
Por el momento no hay informaciones sobre víctimas del ataque, si bien estas fuentes han detallado que el objetivo eran los aviones que se encontraban estacionados en la base, así como su pista de despegue.