Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un acuerdo económico confidencial entre Strauss-Kahn y Diallo pone fin a la denuncia por violación

Strauss Khan y Nafissatou Diallo llegan a un acuerdoReuters

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn ha sellado este lunes un acuerdo económico con Nafissatou Diallo, una empleada de hotel que acusó al líder francés de un delito de violación tras un encuentro sexual ocurrido el 14 de mayo de 2011.

La dos partes estaban citadas este lunes en un tribunal de Nueva York y, tal como se esperaba, han resuelto con un pacto la demanda civil que planteó Diallo.
El juez Douglas McKeon ha confimado el acuerdo pero ha subrayado que los detalles del mismo, incluida la cantidad que Strauss Kahn pagará a Diallo, son confidenciales. La prensa gala especuló hace unas semanas con la posible entrega de 4,6 millones de euros, aunque las dos partes han negado la cifra.
"Quiero dar las gracias a todo el mundo", ha dicho la antigua empleada de hotel a su salida del tribunal, en unas breves declaraciones a la prensa, informa la CNN. Su abogado, William Taylor, ha explicado que su cliente, a quien definió como "una persona fuerte y valiente que nunca perdió la fe en la Justicia", puede "seguir con su vida" gracias al pacto de este lunes.
El acuerdo entre el exdirector gerente del FMI y Nafissatou Diallo pone fin a un caso que comenzó cuando la empleada del hotel Sofitel de Manhattan denunció ante la Policía que había sido víctima de un ataque sexual de Strauss-Kahn el 14 de mayo de 2011.
Ese escándalo obligó a Strauss-Kahn a dimitir como director gerente del FMI y acabó con sus esperanzas de convertirse en candidato en las elecciones presidenciales francesas que se celebraron meses después y en las que logró la victoria François Hollande.
Los fiscales del caso confiaron inicialmente en la versión de Diallo y en las pruebas que demostraban que había habido una agresión sexual, incluidas las muestras de AND que había en el cuerpo de la empleada del hotel. Sin embargo, en agosto de 2011 decidieron retirar los cargos al tener dudas por algunas contradicciones en su relato sobre los hechos.
Tras la decisión de los fiscales de retirar los cargos, Diallo decidió presentar otra denuncia por haber sido obligada a practicar sexo oral y por los daños físicos y psicológicos que sufrió. Posteriormente, Strauss-Kahn decidió presentar otra denuncia por difamación, en la que mantenía que la relación sexual había sido consentida aunque admitía que fue un "error moral".
La retirada de esta demanda civil supondrá un paso más en la resolución de los problemas de Strauss-Kahn con la justicia, que se han sucedido desde que regresó a Francia. El exdirector gerente está esperando la decisión de un tribunal francés al que ha solicitado que paralice la investigación en la que decidirá si debe ir a juicio por proxenetismo por asistir a fiestas con prostitutas.
En la actualidad, Strauss-Kahn ha reiniciado su carrera profesional impartiendo conferencias en instituciones privadas y ha creado una consultora con sede en París.