Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevos disturbios en Estambul y Ankara por el desalojo del parque Gezi

Miles de turcos se enfrentan a la Policía tras el desalojo de la plaza TaksimInformativos Telecinco

La Policía ha vuelto a emplear gases lacrimógenos y cañones de agua contra los manifestantes que se han congregado en Estambul y Ankara en protesta por el desalojo en la noche del sábado del campamento de 'indignados' del parque Gezi, en la emblemática plaza Taksim de Estambul.

En Estambul la Policía mantiene bloqueados los accesos a la plaza Taksim, donde está convocada para esta tarde a las 16.00 horas (15.00 hora peninsular española) una concentración para protestar por el desalojo. Los comercios de la zona están cerrados y se producen enfrentamientos esporádicos entre policías y manifestantes.
Los agentes están empleando con profusión gases lacrimógenos y cañones de agua contra los grupos de manifestantes que intentan acceder a la zona de Taksim cruzando el puente del Bósforo o desde otras zonas del lado europeo de la ciudad. Hasta Estambul han llegado miles de policías procedentes de provincias del este del país como Diyarbakir, Sirnak, Siirt, Elazig.
El gobernador de Estambul, Hüseyin Avni Mutlu, ha informado de que en las últimas horas han sido detenidas al menos 22 personas, incluidos varios médicos voluntarios que ayudaban a los manifestantes y ha reiterado la negativa de las autoridades a permitir una manifestación en Taksim, según recoge el diario turco 'Hürriyet' en su edición digital.
Así, ha instado a los ciudadanos a evitar la zona de Taksim. En cualquier caso, ha asegurado que la situación mayoritariamente es de calma en Estambul y que no hay disturbios de importancia en el centro de la ciudad.
Mientras, en Ankara, la Policía ha empleado gases lacrimógenos y cañones de agua contra los miles de manifestantes que se han concentrado en la plaza Kizilay y el parque Kugulu. La Policía ha impedido que los manifestantes celebraran así un acto en recuerdo Ethem Sarisülük, un manifestante de 26 años muerto la semana pasada tras pasar dos semanas en la unidad de cuidados intensivos tras resultar herido en los disturbios.