Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos el hijo y el hermano del presidente de Guatemala por un caso de corrupción

El hijo y el hermano del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, han sido detenidos este miércoles por su presunta implicación en la falsificación de unas facturas para ocultar el uso de fondos públicos para comprar regalos.
Samuel Morales, el hermano, ha sido arrestado en el marco de un registro que agentes de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) han hecho este miércoles en su vivienda, ubicada en la colonia San José, en Ciudad de Guatemala.
"Estoy dispuesto a enfrentar la ley y me he puesto a disposición de las autoridades. No me afecta porque esto demuestra que nadie es superior a la ley", ha dicho 'Sammy' Morales en declaraciones a los medios de comunicación a su llegada a la sede de la FECI.
Por su parte, José Manuel Morales, el hijo, ha decidido entregarse después de que el Ministerio Público emitiese una nota en la que se lo aconsejaba, ya que "vive en la Casa Presidencial y no se puede allanar", de acuerdo con la fiscal general, Thelma Aldana.
El vástago de Morales, en cambio, ha guardado silencio y ha ingresado en la sede judicial escoltado por varios agentes de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), que han impedido que la prensa se acerque a él.
Las autoridades guatemaltecas investigan a los Morales por una factura del restaurante Fulanos&Menganos emitida contra el Registro General de la Propiedad por un servicio de 564 desayunos por valor de 90.000 quetzales (11.187 euros) que en realidad no se prestó.
'Sammy' Morales ha reconocido que hizo un "favor" a su sobrino al pedir a dicho restaurante que emitiera una factura falsa para cubrir un gasto que en realidad había generado la madre de la que entonces era novia del hijo del presidente.
El caso se remonta a 2013, antes de que Morales fuera presidente, pero ha socavado su credibilidad porque llegó al cargo prometiendo tolerancia cero sobre la corrupción, después de que su antecesor, Otto Pérez Molina, dimitiera por un escándalo de sobornos en aduanas.
Interrogada sobre esta cuestión en una emisora local, Aldana ha asegurado que Morales "en ningún momento interfirió" en la investigación contra su hermano y su hijo.