Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido en Túnez un hombre sospechoso de reclutar milicianos para Estado Islámico

El Gobierno de Túnez ha anunciado este jueves el arresto de un hombre sospechoso de realizar tareas de reclutamiento de terroristas a favor del grupo yihadista Estado Islámico.
El Ministerio del Interior ha afirmado en su comunicado que el detenido residía en un "país vecino", sin dar más detalles, agregando que reclutó y envió a milicianos a Siria.
Asimismo, ha indicado que otras dos personas vinculadas con el arrestado han sido detenidas cuando se preparaban para abandonar el país y unirse a Estado Islámico en Siria, según ha recogido la agencia estatal tunecina de noticias, TAP.
El ministerio ha asegurado que estas dos personas son sospechosas de planificar atentados contra objetivos en Túnez, añadiendo que pensaban viajar a Siria "una vez cumplida su misión" en el país.
El presidente de Túnez, Beyi Caid Essebsi, aprobó a mediados de mayo una orden para extender otros tres meses el estado de emergencia decretado en el país en noviembre de 2015.
El estado de emergencia fue declarado el 24 de noviembre de 2015, después de un atentado contra un autobús de la Guardia Presidencial en la capital, Túnez, y desde entonces ha sido extendido en numerosas ocasiones. La última de ellas tuvo lugar el 16 de febrero de este año.
Esta medida excepcional, que ha ido siendo prorrogada por plazos de varios meses desde entonces, amplía las competencias de las fuerzas tunecinas y limita ciertas libertades en aras de la seguridad.
Desde el levantamiento de 2011 contra el presidente Zine el Abidine ben Alí, la democracia tunecina ha sido vista como un modelo para la región, pero los milicianos islamistas son uno de los mayores retos para Chahed, quien asumió el cargo el 5 de septiembre.
Más de 3.000 tunecinos se han sumado a la lucha de Estado Islámico en Siria y en Irak, lo que ha hecho saltar todas las alarmas en Túnez ante la posibilidad de un retorno que tendría Libia como paso intermedio.