Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido en Túnez un hombre que amenazó con un atentado suicida y en cuya mochila sólo se encontró pasta

Las fuerzas de seguridad de Túnez han detenido este miércoles a un hombre que amenazó con inmolarse con explosivos en una oficina de correos de la capital, Túnez, si bien en la mochila que portaba sólo hallaron pasta.
El hombre, que llevaba una mochila, fue detenido tras una negociación con las autoridades, según ha informado el Ministerio del Interior del país africano en un comunicado.
En el mismo, ha agregado que, tras el análisis, se determinó que en la mochila sólo llevaba un paquete de pasta, tal y como ha recogido la agencia estatal tunecina de noticias, TAP.
El incidente ha tenido lugar en medio del estado de alerta en el país por los atentados ejecutados durante los últimos meses por el grupo yihadista Estado Islámico.
Desde el levantamiento de 2011 contra el presidente Zine el Abidine ben Alí, la democracia tunecina ha sido vista como un modelo para la región, pero los milicianos islamistas son uno de los mayores retos para el primer ministro, Yusef Chahed, quien asumió el cargo el 5 de septiembre.
El Ejecutivo tunecino prorrogó recientemente el estado de emergencia, instaurado a raíz de un atentado cometido en noviembre de 2015 en la capital del país norteafricano por Estado Islámico. Esta medida excepcional amplía las competencias de las fuerzas tunecinas y limita ciertas libertades en aras de la seguridad.
Asimismo, el 7 de octubre aprobó una nueva estrategia nacional para combatir "el terrorismo y el extremismo", centrada en la prevención, la protección y la supervisión, si bien por el momento no han trascendido más detalles al respecto.
Más de 3.000 tunecinos se han sumado a la lucha de Estado Islámico en Siria y en Irak, lo que ha hecho saltar todas las alarmas en Túnez ante la posibilidad de un retorno que tendría, como paso intermedio, la caótica Libia.