Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas 5 mujeres por vestir una prenda reservada a los hombres

Detención en Jerusalem de una de las mujeres de Women of the WallReuters

La Policía de Israel ha detenido este jueves a cinco mujeres junto al Muro de las Lamentaciones de Jerusalén por vestir un manto para la oración que el Judaísmo ortodoxo reserva exclusivamente para los hombres, según ha informado un portavoz policial.

El acto de protesta fue organizado por un grupo de mujeres conocido como 'Women of the Wall' ('Mujeres del Muro'), que lucha contra la segregación espacial entre hombres y mujeres que se acostumbra a hacer en este recinto sagrado en aplicación de la tradición ortodoxa judía.
"La Policía ha detenido para interrogarlas a cinco mujeres que rezaban con vestimentas religiosas en el muro, así como a un hombre ultraortodoxo que había quemado un libro perteneciente a 'Women of the Wall'", ha declarado el portavoz policial, Micky Rosenfeld.
El grupo suele reunirse todos los meses ante el Muro de las Lamentaciones, lo cual suele concluir con la detención de sus integrantes por vestir prendas para la oración o realizar lecturas de las escrituras sagradas, dos prácticas que la ortodoxia judía reserva para los hombres.
Estos incidentes han causado consternación entre los movimientos reformistas y conservadores del Judaísmo, predominantes entre los judíos residentes en la diáspora y que permiten a hombres y mujeres orar juntos.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, podría extender el recinto sagrado para crear una zona mixta en el Muro de la Lamentaciones, por temor a que estas detenciones puedan distanciar a los judíos residentes en el exterior, según informaron este pasado miércoles fuentes cercanas al presidente de la Agencia Judía para Israel e impulsor de la propuesta, Natan Sharansky.
La medida pretende ampliar el lugar reservado a las oraciones a fin de añadir una sección mixta para otras corrientes del Judaísmo. El objetivo de Sharansky es que se adapte una antigua excavación arqueológica situada en el sur del Muro para abrir este recinto, que estaría conectado con las otros lugares de oración y en el que hombres y mujeres pudieran practicar su religión juntos. Su plan, ha asegurado, no causará ningún daño estructural en la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam.