Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Delcy Rodríguez asegura que Venezuela sigue ostentando la presidencia de MERCOSUR

La ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, ha reiterado este miércoles su postura y ha recordado que Venezuela sigue ostentando la presidencia 'pro témpore' del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) de forma legítima, a pesar de la suspensión por parte de los socios del bloque.
"La República Bolivariana de Venezuela sigue en la presidencia temporal de MERCOSUR defendiendo a Venezuela y a la institucionalidad" del bloque, ha apuntado Rodríguez, según un comunicado de la propia Cancillería.
Tras la suspensión anunciada la semana pasada, Rodríguez ha señalado que la 'triple alianza' ha confabulado para impedir que Venezuela ostentara el cargo y ha "articulado un conjunto de entramados antijurídicos para agredir" al Gobierno venezolano.
En este contexto, la canciller ha reiterado que Caracas ha cumplido con el 95 por ciento del acervo normativo de MERCOSUR, tras lograr adecuarse a 1.479 normas, de las cuales siguen en vigor 1.148.
La Asamblea Nacional de Venezuela, controlada por la oposición, acusó este martes a la propia ministra de Exteriores de ser la culpable de la suspensión del país en el bloque, debido a su "errática actuación" en el marco de la diplomacia internacional.
Paraguay, Argentina y Brasil se negaron en verano a que Uruguay le entregara la presidencia temporal del bloque económico a Venezuela, alegando que aún no ha cumplido con su obligación de incorporar el acerbo de MERCOSUR a su ordenamiento jurídico, para lo cual tenía de plazo hasta el 1 de diciembre.
En torno al incumplimiento de estas obligaciones se ha producido la suspensión, un extremo que Caracas rechaza al considerar que ha cumplido el 95 por ciento en la normativa del bloque sudamericano, y que califica de "injusta" e "ilegal".