Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía se retira de la plaza de la Independencia de Kiev

Manifestantes se concentran en la plaza de Kievcuatro.com

Decenas de agentes antidisturbios de la Policía se han retirado de la zona en la que están acampados los manifestantes antigubernamentales en la plaza de la Independencia de Kiev, tras haber intentado desalojarles horas antes. Varias personas han resultado heridas en los enfrentamientos con la policía.

Las columnas de agentes antidisturbios se han retirado de sus posiciones frente a los acampados en la plaza de la independencia y en los edificios gubernamentales ocupados en varios puntos de la capital ucraniana.
Durante la pasada noche, los agentes han intentado desalojar las calles aledañas al campamento de protesta y la zona que rodea el Ayuntamiento de Kiev, donde los manifestantes han levantado un hospital de campaña y han cogido mangueras para impedir que los policías puedan echarles.
Ataviados con cascos y vestidos de negro, los agentes han hecho esta pasada noche un intento por desalojar a todos los manifestantes de sus principales puntos de reunión, aunque no está claro si estaban dispuestos a emplear la fuerza para completar su misión.
Mientras tanto, en la plaza de la Independencia --el recinto en el que tuvo lugar en 2004 la Revolución Naranja, que provocó la repetición de las elecciones presidenciales por el fraude cometido por el partido del actual presidente del país, Viktor Yanukovich y su derrota en esos nuevos comicios--, líderes políticos, estrellas del pop y varios representantes religiosos han pedido a la Policía que no emplee la fuerza para poner fin a las protestas.
Por su parte, el Ministerio del Interior ha hecho un llamamiento a la calma y ha asegurado que la plaza de la Independencia no será desalojada por la fuerza.