Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David Noguera (MSF): "Los conflictos actuales son globales y también sus consecuencias"

La falta de acceso por la inseguridad en muchas de las crisis supone un serio reto para la ONG
El mundo vive actualmente "un momento particularmente convulso" en el que proliferan las crisis pero sería "naif" el pensar que los conflictos actuales, como Siria o Yemen, son locales, sino que se trata de conflictos globales cuyas consecuencias también lo son y se dejan sentir incluso en Europa, ha defendido el presidente de Médicos Sin Fronteras España (MSF), David Noguera.
"Estamos en un momento particularmente convulso que tiene que ver con el número de crisis que existen y con la virulencia de las mismas", ha resaltado Noguera en una entrevista concedida a Europa Press, resaltando particularmente las guerras de Siria y Yemen.
En el caso de la primera, ha señalado, tiene una "cierta visibilidad" si bien MSF no ha podido trabajar en el país desde hace dos años y el futuro es incierto, mientras que Yemen "es un contexto que nunca aparece" pese a la situación que vive el país, donde al conflicto se suma un grave brote de cólera que deja ya 400.000 casos y más de 1.800 muertos.
En ambos casos, ha incidido el presidente de MSF, se trata de conflictos que no son locales, sino que son regionales, puesto que hay otros actores externos implicados y "la paz no se firmará en Siria o Yemen, sino en Turquía, Arabia Saudí, en Rusia o en Estados Unidos".
"Ya no existen los conflictos locales, todos son globales y por tanto las causas residen en parte en Occidente, incluida Europa, y las consecuencias también", ha subrayado, poniendo el ejemplo de que hasta Europa no solo han llegado refugiados sirios sino también yemeníes.
Por ello, ha considerado que "pretender que la globalización existe pero solo para unas cosas, como la economía y las comunicaciones, y no para las crisis humanitarias, sus causas y sus consecuencias, es un análisis totalmente 'naif'".
Noguera ha defendido que "corresponde a los actores que tienen la responsabilidad y la capacidad de gestionar estas causas y estas consecuencias el asumirla, algo que no está pasando actualmente".
SUDÁN DEL SUR, RCA, SOMALIA...
El presidente de MSF España también ha puesto el acento en el conflicto en Sudán del Sur, donde ha expresado su particular preocupación por el "componente étnico" del mismo, los "niveles inasumibles de violencia" y la violencia sexual contra las mujeres, y lamentado la "incapacidad de la comunidad internacional para darle una solución".
Igualmente, ha expresado su preocupación por "la degradación" de la situación en República Centroafricana, la situación en República Democrática del Congo (RDC), donde a los tradicionales conflictos en el este se ha sumado una nueva crisis en Kasai, y así como en Somalia, país al que recientemente ha regresado MSF aunque lo ha hecho "tímidamente" dado que "sigue siendo un contexto complejísimo" en el que a la violencia de Al Shabaab se ha sumado ahora la sequía.
"Yo creo que nuestro regreso a Somalia dice mucho de nuestra organización y el compromiso absoluto que tenemos con las poblaciones más olvidadas", ha sostenido Noguera.
También se ha referido al conflicto en Nigeria y el lago Chad por la insurgencia del grupo islamista Boko Haram, incidiendo en el alto número de desplazados, las duras condiciones en las que viven muchos de estos y los altos niveles de malnutrición en la zona, pero en particular las "dificultades de acceso" para trabajar.
RETO DE LA FALTA DE ACCESO
"El tema de acceso vinculado con la seguridad es un gran reto", ha reconocido en este sentido, subrayando que es algo que les ocurre aquí pero también en otros de los países mencionados. "Es un problema enorme pero aún así somos capaces de encontrar soluciones imaginativas y nuevas y estamos satisfechos con lo que estamos haciendo", ha resaltado.
Por otra parte, el presidente de MSF ha lamentado que pese a este contexto humanitario mundial los dos grandes donantes y referentes en políticas de cooperación, Estados Unidos y la Unión Europea, "están en retirada".
En el caso de Estados Unidos, "el mayor donante", Noguera ha incidido en que la Administración de Donald Trump "seguramente efectúe recortes de una magnitud brutal" en la materia de acuerdo con lo que ha adelantado y "se retire de los organismos multilaterales", lo que hará que "la agenda de cooperación y desarrollo pierda eso".
En cuanto a la UE, ha añadido, aunque "no tiene este discurso" las políticas que está adoptando en la actualidad no le dejan "muy lejos". Así, ha reprochado que se estén contabilizando y maquillando fondos que se están destinando por ejemplo a Turquía en virtud del acuerdo migratorio como si fueran ayuda de cooperación y al desarrollo. "Creemos que la UE de facto también se está retirando y esto tiene un impacto en el sistema humanitario", ha afirmado.