Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El jefe de DDHH de la ONU acusa a Al Assad de crímenes de guerra en Alepo y pide un alto el fuego "inmediato"

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha reclamado el cese "inmediato" de los ataques sobre las zonas rebeldes de la ciudad siria de Alepo y ha advertido al régimen de Bashar al Assad y a sus aliados de que, "muy probablemente", están cometiendo crímenes de guerra.
Zeid ha dicho estar "decepcionado" por el fracaso del acuerdo para evacuar la parte este de Alepo, en la medida en que supone abrir la puerta a la continuación de "bombardeos extremadamente fuertes" sobre áreas donde aún siguen atrapados decenas de miles de civiles.
Estos ataques, ha añadido en un comunicado, "casi seguro suponen una violación del Derecho Internacional y, muy probablemente, constituyen crímenes de guerra".
El Alto Comisionado ha considerado "inexcusable" el aplazamiento de la evacuación y ha señalado que el fracaso del posible acuerdo ha sido "extremadamente cruel" para la población civil, que albergaba la esperanza de "vivir para ver otro día" alejada de las bombas.
"El Gobierno sirio tiene una responsabilidad clara para garantizar que su pueblo esté a salvo y es evidente que está fallando", ha lamentado Zeid. Además, ha recordado a Damasco su "obligación" de prestar asistencia médica a todos los enfermos y heridos, sean civiles o combatientes.