Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cumbre extraordinaria del Eurogrupo el domingo para decidir sobre el rescate griego

Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la zona EuroEFE

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reunirán el próximo domingo de manera extraordinaria para decidir sobre un nuevo programa de rescate para Grecia, según ha informado el primer ministro italiano, Matteo Renzi. Previamente, los dirigentes de la eurozona han discutido en una cumbre las directrices para retomar las negociaciones con Atenas para un tercer rescate griego y establecer los plazos de este programa de ayuda, a la espera de conocer los detalles de la propuesta de reformas que el Gobierno de Alexis Tsipras está dispuesto a asumir a cambio de la ayuda.

"Espero que sea la cumbre decisiva, pero el balón está en el campo griego. Deben presentar propuestas", ha dicho Renzi en declaraciones a la prensa en Bruselas, al término de la cumbre de líderes de la eurozona.
Esta cumbre estará precedida por una reunión el sábado de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona.
Cumbre de líderes de la eurozona
El presidente del Consejo y presidente de las cumbres del euro, Donald Tusk, ha tomdo la palabra en primer lugar ante sus socios para explicar las consecuencias del 'no' en el referéndum del pasado domingo y para que "explique sus intenciones", han informado fuentes europeas.
Los líderes son conscientes de la urgencia de la situación y por ello el hecho de que no haya sobre la mesa aún una petición formal para el tercer rescate y una propuesta con medidas "concretas y creíbles" no es un obstáculo para la discusión, según las fuentes, aunque sí hubiera servido para "acelerar" el proceso. "El dinero y el tiempo se agotan", añaden.
Así las cosas, los mandatarios de los países del euro discuten cuáles deben ser las "directrices políticas" en la negociación, es decir, el "cómo y quizá los tiempos" del rescate si se da el paso.
En cualquier caso, las fuentes avisan de que los líderes no abordarán las cuestiones técnicas y discutirán la condicionalidad del programa, ya que son cuestiones que competen al Eurogrupo y a las instituciones definir.
El objetivo es mostrar la "voluntad política" de ayudar a Grecia a regresar a la senda de la recuperación y de que Atenas está dispuesta a cumplir las reformas que ello implica. Sería una señal que la eurozona espera que interprete positivamente, por ejemplo, el Banco Central Europeo (BCE) y no cancele la línea de liquidez de emergencia a los bancos griegos.