Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes europeos reiteran su voluntad de que Grecia siga en el euro

Foto de familia de la Cumbre europeaEFE

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han reiterado este jueves su voluntad de que Grecia siga en la eurozona pero "en condiciones aceptables para todos", que pasan por lograr un acuerdo con la troika sobre un plan de reformas que luego sea avalado por el Eurogrupo.

Los líderes de los 28 han discutido la situación de Grecia durante más de hora y media al inicio del Consejo Europeo, pese a que no estaba previsto en la agenda. El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha informado a los jefes de Estado y de Gobierno sobre el bloqueo de las negociaciones en los últimos días. A continuación, una decena de líderes ha intervenido para dar su opinión, según han informado fuentes europeas.
La conclusión del debate ha sido la misma que la de la cumbre de la eurozona que se celebró el pasado lunes. "Todo el mundo quiere que Grecia se mantenga en la eurozona, pero en condiciones aceptables para todos", han señalado las fuentes consultadas.
Los jefes de Estado y de Gobierno han descartado la posibilidad de celebrar una nueva cumbre de la eurozona -se había especulado con la posibilidad de convocarla para el viernes por la tarde si fracasaban las negociaciones en el Eurogrupo, como así ha ocurrido- y han confirmado que el procedimiento a seguir pasa por la troika y por los ministros de Economía.
Así, Grecia debe en las próximas horas alcanzar un acuerdo con la troika sobre su plan de reformas que tiene que ser avalado a continuación por el Eurogrupo en la nueva reunión extraordinaria convocada para el sábado. Este acuerdo permitiría desbloquear el último tramo de 7.200 millones del rescate que Atenas necesita de forma urgente para evitar la suspensión de pagos y la salida del euro.