Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuba y Venezuela abandonan el Foro de la Sociedad por la presencia de "mercenarios"

La delegación de Cuba en el Foro de la Sociedad Civil, que se celebra en Panamá como paso previo a la Cumbre de las Américas, ha anunciado su retirada del congreso en protesta por la presencia de "mercenarios" que se presentan como representantes civiles, ha informado el portal de noticias Cubadebate. La delegación venezolana, en "solidaridad" con Cuba, ha tomado la misma decisión.

"Los representantes de la verdadera sociedad civil han salido de la sala porque no vamos a compartir el espacio con representantes de una supuesta sociedad civil que no es la nuestra, que está pagada", ha asegurado en declaraciones a la prensa el diputado cubano Luis Morlote, tras la retirada de la delegación de Cuba en la inauguración del Foro de la Sociedad Civil en Panamá.
Morlote, que también es vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, ha explicado que han solicitado a los organizadores del acto que no mantuvieran en la sala a esos individuos por considerar que no representan la sociedad civil de Cuba y porque entre ellos hay personas que se precian de su amistad con "terroristas". La delegación cubana ha denunciado este miércoles que entre los asistentes figuran el exagente de la CIA Luis Posada Carriles y el "asesino" de Ernesto 'Che' Guevara, Félix Rodríguez.
"No podemos estar en el mismo espacio. No puede haber mercenarios que se autodenominan representantes de la sociedad civil. Es inadmisible", ha subrayado. Preguntado sobre si la delegación de Cuba se retira definitivamente del foro, que se prolongará hasta el 10 de abril, los representantes de la isla han dicho que tienen la intención de participar en las mesas de diálogo.
Los cubanos se han retirado del acto de inauguración del Foro de la Sociedad Civil, celebrado en el Centro de Convenciones Vasco Núñez de Balboa, en el Hotel Panamá. El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, han sido los principales oradores en el primer acto del foro.
El Foro de la Sociedad Civil alberga discusiones técnicas y se desarrolla en paralelo a la VII Cumbre de las Américas, que se celebrará este viernes y el sábado en la capital de Panamá.
Este martes, la delegación cubana ya denunció la presencia de "mercenarios pagados por enemigos" y vinculados "a reconocidos terroristas que han ocasionado infinito dolor al pueblo cubano".
El Foro de la Sociedad Civil ha sido finalmente inaugurado por el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, y el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza. Esta jornada ha contado también con una intervención del expresidente de Estados Unidos Bill Clinton.
En este contexto, Varela resaltó el "papel clave y creciente" que la sociedad civil desempeña en los países de la región "como motor de mejoras sociales, políticas y económicas". Asimismo, ha pedido a los gobiernos de la región que otorguen el papel esencial que se merece a los aportes de la ciudadanía. "Para conquistar el equilibrio, la paz y el desarrollo, es imprescindible la participación ciudadana", ha aseverado.
Por su parte, Insulza ha reconocido el trabajo realizado por las organizaciones de la sociedad civil, incidiendo en que "este esfuerzo pone de manifiesto el momento que vive la región" y que se ve reflejado en un "avance sustantivo de la democracia", con todos Gobiernos "elegidos legítimamente y democracias más estables".
En cualquier caso, el secretario general de la OEA reconoce que "aun persisten numerosos retos", entre los que destaca la desigualdad. "Nuestro continente no tiene solamente un problema de desigualdad económica, tiene también un problema grave de desigualdad en la atención de los servicios públicos, en la salud, en la educación, incluso en la seguridad pública", ha advertido, a la vez que instaba a los presentes a fomentar un diálogo activo para revertir la situación.