Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cruz Roja denuncia la muerte de seis voluntarios en un ataque en el sureste de RCA

La Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR) ha denunciado que un ataque acabó con la vida de seis voluntarios que trabajaban para la organización durante una reunión de crisis celebrada el 3 de agosto en la localidad de Gambo, en el sureste de República Centroafricana.
"Cruz Roja Internacional y el Movimiento de la Media Luna Roja están consternados y entristecidos por la muerte violenta de seis voluntarios de la Cruz Roja la semana pasada en República Centroafricana", ha señalado la Federación, en un comunicado.
Cruz Roja ha contado que los voluntarios estaban participando en "una reunión de crisis en una instalación sanitaria" en Gambo, en la prefectura de Mbomou, cuando sufrieron el ataque. "Las circunstancias exactas todavía no están claras. Los informes indican, sin embargo, que también podría haber muerto personal sanitario y civiles", ha explicado.
Tras condenar enérgicamente este "incidente", Cruz Roja ha asegurado que es el tercer ataque de este tipo que sufre el personal de la organización en República Centroafricana desde el comienzo de 2017.
"Estamos consternados por la noticia de la muerte de nuestros compañeros voluntarios", ha afirmado el presidente de Cruz Roja de República Centroafricana, Antoine Mbao-Bogo. "Pedimos a todas las partes que den pasos para proteger a la población civil y respetar a los trabajadores humanitarios", ha añadido.
Cruz Roja ha advertido de que está "profundamente preocupada" por e "resurgimiento" de la violencia en los últimos meses en República Centroafricana. "Esta violencia y los ataques específicos contra trabajadores humanitarios están impidiendo que los voluntarios y el personal de Cruz Roja ayuden a las comunidades que se han visto gravemente afectadas por el conflicto armado", ha explicado.
Por todo ello, la organización ha pedido a los "actores armados" que respeten y protejan al personal médicos, las ambulancias y las instalaciones sanitarias. "El personal armado no debe entrar en instalaciones sanitarias y todos los grupos deben facilitar la evacuación de todos los enfermos y heridos a instalaciones médicas para recibir tratamiento", ha subrayado.
Por último, Cruz Roja ha manifestado sus "sinceras condolencias" a las familias de los voluntarios fallecidos en el ataque del 3 de agosto y a sus compañeros y amigos en toda República Centroafricana.