Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cruz Roja y UNICEF lanzan una campaña en la frontera con RCA para impedir la propagación del ébola

Unos 145 voluntarios de Cruz Roja Congoleña y otros trabajadores sanitarios formados por UNICEF se han desplazado a la provincia de Bas-Uele, en la frontera con República Centroafricana, para llevar a cabo una campaña informativa que evite la propagación del ébola en la zona.
El representante en funciones de UNICEF en la República Democrática del Congo, Tajudeen Oyewale, ha explicado que "la prevención sigue siendo la mejor opción para evitar la propagación". "Por nuestra experiencia en epidemias anteriores sabemos que trabajar mano a mano con los trabajadores sanitarios y con las comunidades afectadas es la estrategia más efectiva para informar rápidamente a la población sobre cómo protegerse del virus y cómo evitar que se propague", ha añadido Oyewale.
El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y bajo la coordinación de las autoridades sanitarias del país, ha llevado a cabo formaciones relativas al tratamiento del agua y la desinfección con el objetivo de prevenir la propagación y reducir los riesgos de contaminación, adaptando por ejemplo los procesos funerarios locales.
En la zona afectada por el brote el Gobierno ha puesto a disposición de la población servicios sanitarios adicionales. UNICEF, por su parte, mediante fondos aportados por la Unión Europea, ha enviado suministros y medicinas para equipar las instalaciones sanitarias.
Este tipo de campañas requieren diálogo con los líderes de las comunidades de zonas aisladas y poco pobladas para promover medidas preventivas que protejan a los hogares frente a esta enfermedad tan altamente contagiosa. Ya se han puesto en marcha campañas informativas en las emisoras de radio locales, iglesias y mercados de las áreas afectadas.
Hasta el pasado viernes, República Democrática del Congo tenía registrados un total de 52 casos sospechosos de ébola, según ha informado el portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el país, Eugene Kabambi, quien ha subrayado que la situación parece estar bajo control. El Ministerio de Sanidad del país aprobó este lunes la aplicación de una nueva vacuna contra la enfermedad, cuya administración va a correr a cargo de un equipo de Médicos Sin Fronteras.