Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Croacia pide un sistema "predecible, humano y responsable" para lidiar con la migración internacional

La presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic, ha hecho un llamamiento para alcanzar un sistema "predecible, humano y responsable" para lidiar con los flujos de migración internacional a los que se enfrenta el continente europeo.
Durante su intervención en la 71ª Asamblea General de Naciones Unidas, la presidenta croata ha subrayado la necesidad de no minimizar la dignidad ni los derechos de nadie ni de "subestimar los peligros" que los rodean.
"Nuestro enfoque inmediato debe ser doble", ha explicado la presidenta. "Debemos proveer de asistencia a ambos países, tanto al de origen como al receptor, para promocionar una gestión migratoria ordenada, regular y segura", ha afirmado.
Pero también ha indicado que es necesario "promover esfuerzos globales" para acabar con las "redes de crimen organizado" dedicadas al tráfico de personas, ya que se trata de una "crisis de movilidad humana" que exige "una respuesta global".
Así, ha señalado que es necesario poner fin "a la política de dobles raseros" y ayudar, por un lado, a aquellos que tratan de "abandonar los campos de destrucción" pero también hacer todo lo posible por los que se quedan atrás "sin medios ni fuerzas para escapar".
Entre otros aspectos, Grabar-Kitarovic ha abordado además la necesidad de invertir en sistemas educativos, ya que estos "siempre devuelven grandes dividendos", y ha subrayado la importancia de la educación a la hora de multiplicar las oportunidades de empleo.
Asimismo, ha recordado que la desigualdad de género es "la forma más generalizada de desigualdad global" y ha insistido en que no habrá un progreso real si no se avanza en este sentido, como indica uno de los puntos de la Agenda 2030.