Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crimea dice sí a Rusia y comienza su proceso de desvinculación de Ucrania

Tras la euforia por el sí aplastante en el referéndum, llegan los cambios. El rublo es ya la moneda oficial de Crimea, aunque la grivna seguirá en curso hasta 2016. A final de mes, el horario también será el de Rusia, los relojes se adelantan dos horas. El parlamento crimeano ha declarado su independencia de Kiev. Quieren formar parte de Rusia cuanto antes y han pedido oficialmente a Putin que les acepte.  La expectación es máxima horas antes de que el presidente ruso intervenga ante la Duma para concretar su postura. ¿Y qué ocurre con las tropas? Oficialmente, la ocupación rusa ya es legítima, en este suelo todas las unidades ucranianas han quedado disueltas. Eso anuncian las autoridades de Crimea, y Kiev responde movilizando a sus reservistas. La tensión se desplaza también al este de Ucrania, de mayoría prorrusa. En Donetsk, los manifestantes -banderas en mano- han tomado edificios oficiales y se han enfrentado a la policía. Es el efecto contagio de un referéndum celebrado con tropas rusas no identificadas en las calles y sin observadores independientes.