Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las dos Coreas alcanzan un acuerdo para rebajar la tensión

Las dos Coreas se sientan para rebajar tensiones en la fronteraReuters

Las delegaciones de Corea del Norte y Corea del Sur han logrado un acuerdo para rebajar la tensión en la zona fronteriza, según informa la agencia de noticias oficial surcoreana, Yonhap. Tras varios días de intercambios de disparos de artillería, los gobiernos vecinos se han reunido durante dos días para negociar una solución pacífica al conflicto.

Este lunes se ha realizado la segunda ronda de negociación en la que han participado el director de la Oficina de Seguridad Nacional, Kim Kwan-jin, el ministro de Unificación, Hong Yong-pyo, y los norcoreanos el vicemariscal del Ejército Popular Hwang Pyong-so y el director del Departamento del Frente Unido del Partido de los Trabajadores, Kim Yang-gon.
La nueva crisis militar entre ambas Coreas ha llevado a esta negociación, aunque no se han filtrado detalles de las conversaciones.
Este mismo lunes el 'Rodong Sinmun', diario oficial del Partido del Trabajo de Corea, acusaba al Gobierno de Corea del Sur del incremento de las tensiones en la península de Corea.
En su editorial, ha acusado a Seúl de llevar la situación a "niveles peligrosos" siguiendo un "plan" de Estados Unidos para invadir el país, según ha informado la agencia estatal norcoreana de noticias, KCNA.
En un segundo editorial de este mismo diario, Pyongyang ha insistido en que Corea del Sur ha preparado la explosión de varias minas en la Zona Desmilitarizada, que se saldó con dos soldados heridos, para fomentar el conflicto.
La presidenta de Corea del Sur, Park Geun Hye, ha rechazado este mismo lunes poner fin a la campaña de propaganda en la frontera a menos que Corea del Norte se disculpe por la colocación de dichas minas.
Así, la mandataria ha asegurado que Seúl "tomará las medidas correspondientes y continuará con las emisiones a través de altavoces", a menos que Pyongyang ofrezca una disculpa clara y prometa no llevar a cabo más provocaciones, según ha informado la agencia surcoreana de noticias, Yonhap.
Pese a ello, Park, tras advertir con una dura respuesta ante cualquier provocación, ha apuntado que Corea del Sur hará todos los esfuerzos necesarios para lograr la paz y la prosperidad en caso de que se ponga fin a las tensiones a través del diálogo.
Las declaraciones de la presidenta surcoreana han llegado después de que Corea del Norte desplegara vehículos anfibios en la zona de frente, en un nuevo preparativo ante un eventual estallido del conflicto entre ambos países.
Fuentes surcoreanas han indicado que, desde que el líder norcoreano, Kim Jong Un, declarar el viernes el "estado de preguerra", sus vehículos de infiltración y sus fuerzas "se han movido activamente".
Ambos gobiernos celebrarán este lunes una tercera jornada de diálogos, sin que por el momento se hayan registrado signos de progresos. Las reuniones celebradas el sábado y el domingo se han extendido durante horas en medio de un casi total hermetismo.
Las dos Coreas se encuentran técnicamente en guerra ya que en 1953 no concluyeron su conflicto firmando un tratado de paz, sino un armisticio. Durante décadas, se han registrado innumerables momentos de tensión, el último de ellos este mismo jueves con el intercambio de disparos en la zona fronteriza.