Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea del Norte ordena incrementar la producción de armas de artillería

Corea del Norte ordena incrementar la producción de armas de artilleríaReuters

El líder norcoreano, Kim Jong-Un, ha ordenado recientemente incrementar la producción de armas de artillería, según han informado este sábado los medios de comunicación oficiales del régimen comunista.

El presidente norcoreano dio la orden a los trabajadores de la industria armamentística en la visita que realizó el pasado 17 de marzo a una de sus fábricas, según la agencia de noticias surcoreana Yonhap.
En las últimas semanas, el régimen comunista ha declarado el "estado de guerra" en la península coreana y ha amenazado con atacar las bases militares que Estados Unidos posee en las islas de Hawai y Guam y en Japón.
En este sentido, ya ha notificado "formalmente" a la Casa Blanca que ha "ratificado" el posible lanzamiento de un ataque "sin compasión" contra objetivos estadounidenses, incluido un "ataque nuclear diversificado". Además,el Gobierno norcoreano pidió a los embajadores extranjeros que se planteen abandonar el país si se dispara la tensión en la península coreana, algo a lo que se han negado.
Por otro lado, el pasado miércoles anunció que prohibirá la entrada al complejo industrial de Kaesong -único ejemplo de cooperación intercoreana- a los trabajadores surcoreanos y que los que actualmente están allí deberán salir antes del 10 de abril.
El régimen comunista ha atribuido todas estas medidas a las amenazas proferidas por Corea del Sur y Estados Unidos, con las que "han rebasado los límites", pasando de "la fase de la amenaza y el chantaje a la temeraria fase de guerra actual". Estos movimientos se enmarcan en la escalada de tensión regional, que comenzó el año pasado, con los lanzamientos de cohetes de largo alcance de abril y diciembre, y que ha continuado en 2013, con la prueba nuclear del pasado 12 de febrero en Corea del Norte.
El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha condenado estas acciones al considerar que violan las resoluciones que prohíben a Corea del Norte desarrollar y usar tecnología nuclear y misiles balísticos.