Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corbyn acusa a los conservadores de "aumentar la amenaza" terrorista en Reino Unido

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, ha vinculado las guerras en el extranjero con el incremento del riesgo terrorista y ha asegurado que, si su formación llega al poder, habrá un giro en la política exterior para "reducir en lugar de aumentar la amenaza".
Cuatro días después del último atentado islamista en Reino Unido, que se cobró 22 vidas en Mánchester, Corbyn ha reanudado la campaña electoral con un duro mensaje contra la política exterior del Ejecutivo de Theresa May y ha prometido un "cambio dentro y fuera" de Reino Unido si los laboristas dan la sorpresa y se imponen en las elecciones del 8 de junio.
"Un análisis informado de las causas del terrorismo es parte esencial de una respuesta efectiva para proteger la seguridad de nuestra población", ha dicho Corbyn, quien ha incidido en que "muchos expertos", entre ellos miembros de la comunidad de Inteligencia, "han establecido una relación entre las guerras en las que (Reino Unido) está implicado, apoya o combate en otros países y el terrorismo dentro del país".
El dirigente laborista ha matizado que este análisis "de ninguna manera reduce la culpa" de los terroristas, contra los que es necesario seguir combatiendo "implacablemente", pero ha abogado por ser "sinceros" a la hora de analizar las amenazas reales a las que se enfrenta Reino Unido, según la radiotelevisión pública BBC.
"Ningún Gobierno puede impedir todos los ataques terroristas, pero su responsabilizad es minimizar las opciones, garantizar que la Policía dispone de todos los recursos que necesitan, que nuestra política exterior reduce en lugar de aumentar la amenaza, ha afirmado en Londres.
OTROS FACTORES
Corbyn, no obstante, también ha reconocido que "sin duda" no se puede "reducir" la alerta "sólo a decisiones de política exterior" y ha aludido al sistema penitenciario para criticar la "subcultura de violencia suicida" que parece extenderse entre una "reducida minoría".
El líder opositor ha prometido "recursos y reformas", anunciando por ejemplo más fondos para las fuerzas de seguridad. En cuanto al despliegue de tropas en el extranjero, ha afirmado que sólo enviará militares al extranjero "cuando haya una necesidad clara" y un "plan" que facilite, en última instancia, una "paz duradera".
Corbyn, firme detractor de las intervenciones en Irak y Afganistán, también votó en contra del inicio de ataques en Libia y Siria. "Tenemos que ser lo suficientemente valientes para admitir que 'la guerra contra el terror' simplemente no funciona". "Necesitamos una forma más inteligente de reducir la amenaza en los países que crían a los terroristas y generan terrorismo", ha apostillado.
CRÍTICAS
El responsable del Partido Laborista ha querido dejar claro durante su discurso que, pese a las críticas, nadie debería "dudar" de su "determinación" para hacer "todo lo que sea necesario" para garantizar la seguridad de Reino Unido y de los ciudadanos británicos.
Sin embargo, sus palabras no han gustado a miembros del Gobierno que le han recriminado por sacar el debate a colación apenas sólo unos días después de que el terrorista Salman Abedi se inmolase al término de un concierto de la artista estadounidense Ariana Grandi.
Para el secretario de Estado de Seguridad, Ben Wallace, el momento elegido por Corbyn es "pésimo", mientras que el ministro de Defensa, Michael Fallon, ha recordado que Corbyn "se ha opuesto a las leyes antiterroristas" que ha sacado adelante el actual Parlamento.