Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Continúa la ofensiva militar en Ucrania pese a los esfuerzos diplomáticos

Misiles del ejército de Kiev contra tropas prorrusasREUTERS

Los separatistas ucranianos han asegurado haber rodeado la localidad de Debaltsevo tras cortar una de las principales rutas de suministro del Ejército, según ha informado la cadena de televisión británica BBC. Así, la ofensiva militar continúa a pesar de los esfuerzos de la diplomacia. El presidente de EEUU, Barack Obama, tras reunirse con la canciller alemana, Ángela Merkel, ha aclarado que si finalmente envía armas a Ucrania, se asegurará de que "no caigan en las manos equivocadas". Merkel, como la UE, es reacia al envío de armas. Además, los ministros de Exteriores de la Unión Europea han acordado aplazar hasta la próxima semana la entrada en vigor de nuevas sanciones contra 19 personas y nueve entidades.

Las afirmaciones de toma de Debaltsevo han sido rechazadas por el Ejército ucraniano, cuyo portavoz, Olexander Matuzianik, ha asegurado que "los combates continúan en la carretera (la ruta de suministros) en estos momentos".
Fuentes del Gobierno ucraniano han indicado que un total de nueve soldados y al menos siete civiles han muerto en los combates registrados en la zona en las últimas 24 horas.
En las últimas horas ha salido a la luz que Rusia ha propuesto crear una zona desmilitarizasa en la región de Donbás, integrada por las provincias de Donetsk y Lugansk, según ha revelado la misión de observación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).
Al parecer, la propuesta tuvo lugar el domingo, cuando los observadores de la OSCE visitaron el Centro Conjunto para el Control y la Coordinación (JCCC) del alto el fuego acordado para el este de Ucrania, que cuenta con representación ucraniana y rusa.
En este contexto, líderes internacionales han propiciado un nuevo encuentro para el próximo miércoles en la capital bielorrusa donde se espera llegar a un acuerdo para el cese inmediato de las hostilidades. Así, los ministros de Exteriores de la Unión Europea han acordado aplazar hasta la próxima semana la entrada en vigor de nuevas sanciones contra 19 personas y nueve entidades relacionadas con el conflicto en el este de Ucrania, para atender a la petición de Kiev de "dar una oportunidad" a las negociaciones en marcha.
Los ministros han discutido una "sugerencia de los ucranianos" para no introducir nuevas medidas restrictivas hasta ver cuál es el resultado de la cumbre del miércoles en Minsk, entre Rusia y Ucrania, con la mediación de Alemania y Francia, han explicado fuentes europeas.
Mientras tanto, el presidente estadounidense, Barack Obama, ha aclarado, tras su reunión con la canciller alemana, Ángela Merkel, que aún no ha tomado ninguna decisión sobre el posible envío de armas letales a Ucrania, pero ha subrayado que, de hacerlo, se asegurará de que "no caigan en las manos equivocadas". Merkel, por su parte y como la UE, es reacia al envío de armas.