Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cadena perpetua para un británico de 15 años acusado de conspiración terrorista

La Justicia de Reino Unido ha condenado a cadena perpetua a un adolescente de 15 años que reconoció haber conspirado para cometer atentados terroristas en Australia durante el desfile con motivo del Día Anzac, en el que se conmemora una batalla de la Primera Guerra Mundial.

El acusado --cuya identidad no ha sido revelada por su edad-- envió miles de mensajes a través de Internet a un supuesto yihadista australiano junto al que quería organizar una "masacre", según los testimonios presentados durante el proceso, celebrado en Manchester.
El joven, que tenía 14 años cuando cometió los delitos, es el británico de menor edad en ser condenado por terrorismo. En julio, reconoció los hechos y se declaró culpable y, según la cadena BBC, pasará al menos cinco años entre rejas. El juez ha asegurado que no será liberado hasta que no quede descartada su peligrosidad.
Las autoridades reconocieron que los ataques se habrían producido "con toda probabilidad" si la Policía británica no hubiese detenido al ahora condenado, al que inicialmente investigaron por amenazar con asesinar a su profesor.
Cuando los expertos analizaron su teléfono móvil, se encontraron imágenes extremistas y alusiones al grupo terrorista Estado Islámico en su habitación. De esta forma, comprobaron como un adolescente de una familia "normal" de Blackburn, Lancashire, se había radicalizado.