Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moon convoca un encuentro del Consejo de Seguridad Nacional tras los últimos lanzamientos de Corea del Norte

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, ha convocado este jueves un encuentro del Consejo de Seguridad Nacional para discutir el último lanzamiento de misiles por parte de Corea del Norte.
El encuentro del organismo será el primero que encabece Moon desde su llegada a la Presidencia del país el 10 de mayo, según ha recogido la agencia surcoreana de noticias Yonhap.
Horas antes, el Ejército surcoreano aseguró que Corea del Norte había lanzado una serie de proyectiles, que si bien todavía no están identificados, se cree que podrían ser misiles de crucero antibuque.
Según el Ejército de Corea del Sur, los proyectiles volaron durante una distancia de 200 kilómetros antes de caer en el mar del Este --también conocido como mar de Japón--. El lanzamiento ha tenido lugar desde la localidad de Wonsan, en la costa este del país.
Se trata de la quinta batería de misiles que lanza Corea del Norte desde que Moon asumió el cargo el pasado mes de mayo. El nuevo presidente, que se espera que busque mejorar las relaciones con el país vecino, se comprometió a adoptar una doble perspectiva con Pyongyang para buscar la desnuclearización de la península y dialogar con Corea del Norte.
En su discurso de investidura, Moon aseguró que, de darse las condiciones apropiadas, visitaría Corea del Norte para abordar los asuntos que preocupan a la región: el programa nuclear y de misiles.
El Gobierno de Corea del Norte ha llevado a cabo varias pruebas nucleares y balísticas en los últimos años que han reavivado la tensión en la península de Corea.
En respuesta, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha dado por terminada la era de la "paciencia estratégica" y ha amenazado incluso con una intervención militar.
Corea del Norte justifica su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.
Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque solamente firmaron un armisticio para cesar indefinidamente las hostilidades después de enfrentarse entre 1950 y 1953.