Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Confirman la condena a muerte de siete islamistas por las revueltas contra el golpe de Estado de 2013

El Tribunal Penal de Giza ha confirmado la pena de muerte impuesta a siete personas implicadas en la muerte de once policías en la ciudad de Kerdasa, a las afueras de El Cairo, durante las protestas y disturbios tras el golpe de Estado militar contra el presidente islamista Mohamed Mursi del 3 de julio de 2013.
Los acusados ya fueron sentenciados a la pena capital 'in absentia' el pasado mes de febrero, pero más tarde fueron detenidos y se repitió el juicio. El Tribunal Penal de Giza condenó en un principio a 183 personas a muerte por este caso, 34 de ellos 'in absentia'.
La primera condena tras la repetición del juicio fue el 30 de julio, cuando fueron sentenciadas trece personas. Ahora, cinco han visto reducida su pena a diez años de prisión y otra más ha sido absuelta, informa el diario estatal 'Al Ahram' en su edición digital.
Los reos están acusados de intento de asesinato de personal policial, posesión de armas de fuego y explosivos, asalto a una instalación estatal y menoscabo de la paz y el orden público. Entre los agentes asesinados está un alto mando policial, Nabil Farag.
Miles de miembros y simpatizantes de Hermanos Musulmanes han sido condenados en los tribunales por las protestas tras el derrocamiento de Mursi. Cientos de ellos, incluido su líder, Mohamed Badie, han sido condenados a muerte en unos procesos muy cuestionados por organizaciones de defensa de los Derechos Humanos.