Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Confinado en su palacio el príncipe saudí apartado de la primera línea sucesoria

Mohamed bin Nayef, el príncipe heredero que recientemente ha sido apartado de la primera línea sucesoria en la corona de Arabia Saudí, ha sido confinado en su palacio de la ciudad costera de Yedá y se le ha prohibido abandonar el reino, según ha informado este jueves el diario 'The New York Times'.
El rey Salmán de Arabia Saudí designó el 21 de junio a su hijo Mohamed bin Salman como nuevo príncipe heredero, relevando así a Bin Nayef. También fue cesado como viceprimer ministro y ministro de Interior, marcando el final de su carrera, con la que se ganó un profundo respeto en Washington y otras capitales extranjeras por su trabajo en el desmantelamiento de las redes del grupo terrorista Al Qaeda.
Las restricciones impuestas a Bin Nayef, que hasta la semana pasada era el elegido para ascender al trono saudí, tratan de limitar cualquier oposición al nuevo príncipe heredero incluso dentro a la corona, ya que algunos miembros de la familia real no están satisfechos con el cambio, según han asegurado autoridades del país bajo condición de anonimato para no poner en peligro sus relaciones con Palacio.
"Esto indica que Mohamed bin Salman no quiere ninguna oposición", ha señalado un alto cargo de Estados Unidos. "No quiere ninguna acción de retaguardia dentro de la familia (real). Quiere ascender sin ningún tipo de disidencia, aunque esto no significa que Mohamed bin Nayef estuviera planeando algo", ha añadido.
Sin embargo, un alto cargo saudí ha negado este jueves las medidas contra Bin Nayef. "Es falso al cien por cien", ha afirmado, refiriéndose al artículo publicado por el diario estadounidense.
Desde el cambio en la línea de sucesión de la corona saudí, varios agentes veteranos de contraterrorismo y de Inteligencia de Estados Unidos que tuvieron fuertes relaciones con Bin Nayef han expresado su indignación por el trato que ha recibido. Pero lo han hecho de manera cautelosa debido al fuerte apoyo que reciben el rey Salman y su hijo por parte del presidente estadounidense, Donald Trump, y sus principales ayudantes, entre ellos su yerno Jared Kushner.
En marzo de 2017, Mohamed bin Salman se reunió con Trump en la Casa Blanca, abriendo camino a la reciente visita del presidente a Arabia Saudí, donde declaró que los saudíes eran aliados clave de la potencia norteamericana en la lucha contra el terrorismo y el extremismo religioso.