Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a 16 años de prisión Hernán Giraldo, el último de los paramilitares extraditados a EEUU por Uribe

El jefe paramilitar colombiano Hernán Giraldo Serna ha sido condenado este viernes a 16 años y medio de prisión por narcotráfico, delito por el que ya se había declarado culpable años atrás.
Un juez federal de Washington ha emitido este viernes la sentencia contra Giraldo, el último de los 12 jefes paramilitares extraditados durante el Gobierno del expresidente Álvaro Uribe que aún no había sido condenado.
A su sentencia se le descontarán los dos años que pasó en una prisión de Colombia --entre 2006 y 2008-- y los cerca de nueve que lleva en una cárcel estadounidense por lo que, en caso de recibir una reducción de condena por buena conducta, podría salir de prisión en unos cuatro años, según recoge 'El Tiempo'.
En mayo de 2008 Uribe anunció la extradición de varios de los líderes paramilitares desmovilizados, entre ellos algunos miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).
El Ejecutivo de Uribe y los escuadrones paramilitares iniciaron en 2003 una criticada negociación de paz que permitió que más de 31.000 combatientes de esos grupos armados ilegales entregaran las armas, mientras que la mayoría de sus antiguos comandantes permanecen en prisión. Sin embargo, muchos de los desmovilizados oficiales se volvieron a unir a grupos armados o a redes de narcotráfico.
Las AUC están acusadas de graves violaciones a los Derechos Humanos durante su lucha contra las guerrillas y se han enfrentado a juicios por asesinatos, masacres, secuestros, torturas, desapariciones y narcotráfico.
Desde que asumió el poder en el año 2002, el Gobierno de Uribe extraditó a más de 650 colombianos, la mayoría a Estados Unidos, donde fue condenado 'Simón Trinidad', un importante miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del que la guerrilla exige su liberación.