Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Concluyen las audiencias en el Supremo sobre el caso contra Sharif por los 'Papeles de Panamá'

Las audiencias en el Tribunal Supremo de Pakistán sobre el caso contra el primer ministro, Nawaz Sharif, por los conocidos popularmente como 'Papeles de Panamá', han terminado este viernes, pero se desconocen las conclusiones, que determinarán el futuro político y judicial del jefe de Gobierno.
El presidente del tribunal de tres jueces que ha dirigido las audiencias, Ejaz Afzal Jan, ha anunciado este viernes que las vistas han acabado y ha matizado que "el fallo se ha reservado", de modo que se conocerá después. La prensa paquistaní calcula que se sabrá en una o dos semanas.
Las comparecencias ante el trío de magistrados comenzaron el pasado lunes con los argumentos de los partidos opositores Pakistan Tehreek-e-Insaf (PTI), Jamaat-e-Islami (JI) y Liga Musulmana Awami (AML). Sharif y sus hijos, así como el ministro de Finanzas, que también están implicados, han optado por enviar una declaración escrita.
Las declaraciones han girado en torno al informe elaborado por el equipo de investigación que designó el Supremo, según el cual "existen disparidades significativas entre las fuentes de ingresos conocidas y las declaradas y la riqueza acumulada" por la familia Sharif. Los 'Papeles de Panamá' revelaron que tienen varias empresas 'offshore'.
El Supremo debe decidir si archiva el caso, envía al primer ministro a juicio o incluso le cesa, aunque los magistrados ya decidieron por una votación de dos contra tres que no procedía destituir al jefe de Gobierno porque no había suficientes pruebas para tomar una decisión de tal envergadura.
Sharif, de 67 años, ha desoído los llamamientos para que dimita y ha advertido de que su salida del Ejecutivo podría dar lugar a un largo periodo de inestabilidad. Su mandado expira en 2018 y se espera que ese mismo año se celebren elecciones en Pakistán.